FANDOM


Dmitri hrodovsky

"¡No hace falta que me pague ahora, tovarich! Está enfermo, y estoy seguro de que tiene el dinero. Tómeselo con vino cuando llegue a casa, y le aseguro que se sentirá mucho mejor. Puede pagarme la próxima vez que venga."

Dmitri Hrodovsky, boticario y herbolario

Dmitri Hrodovsky es un boticario y herbolario kislevita afincado en Marienburgo.

Historia Editar

Hrodovsky, un hombre corpulento con cincuenta y tantos años y con barba canosa, da la impresión de que se preocupa verdaderamente por el bienestar de sus clientes: más por su salud que por el dinero. Sus ojos pardos y pequeños como de cerdo desbordan simpatía bajo sus pobladas cejas. En su trabajo es concienzudo, un profesional consumado.

Dmitri es insensible al sufrimiento de la gente: para él sólo son animales a los que ordeñar. Sin embargo, siempre tiene cuidado en no demostrar sus verdaderos sentimientos y, como sólo adultera los medicamentos de una quinta parte de sus clientes, nadie ha sospechado nada de momento. Se estableció como un respetable comerciante desde que llegó de Erengrado hace diez años y proyecta estudiar alquimia para buscar el elixir de la vida.

El único eslabón débil de la cadena es su memoria. Aunque se le da bien recordar las fórmulas y las dosis, olvida fácilmente las caras y los nombres, así que lleva siempre encima un librito con tapas de cuero. Está escrito en el alfabeto de Kislev, que es indescifrable para cualquiera que no sepa el idioma. Los nombres de los adictos están señalados con una estrella.

Hrodovsky es uno de los lugartenientes de Adalbert Henschmann, al que suministra su "tónico de la virilidad" (un suave estimulante) a cambio del control sobre el tráfico de drogas en el sudeste de la ciudad. Además es el único proveedor de los cada vez más numerosos traficantes de Kruiersmuur y los guetos de alrededor. Desea a Margaretta, y espera someterla a su voluntad. Trata a menudo con Gideon Scheepscheers, a quien le compra objetos valiosos que la gente empeña para conseguir dinero para sus "medicinas". Se niega a comprarle drogas a Wilbert Ree, que considera que está invadiendo su terreno. Es muy amable con los sargentos de la guardia del distrito, algunos de los cuales son clientes "habituales". Por consiguiente, los Sombreros Negros se muestran inflexibles con cualquier don nadie que lance calumnias contra un ciudadano tan respetable como Mijn Heer Hrodovsky.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.