FANDOM


Demagogo

"Decidme, buena gente, ¿Seguiréis tolerando tamaña injusticia en nuestra ciudad?"

Demagogo anónimo

Los Demagogos son los agitadores y alborotadores más populares, son personajes hábiles y sofisticados, oradores tan dotados, capaces de afectar a la opinión pública y que pueden movilizar países enteros con sus persuasivas palabras, a los que se pueden ver como líderes o campeones de particulares causas.

Siempre se cuentan entre los líderes de cualquiera que sea la causa que deciden abanderar. Los que tienen el poder recelan enormemente de los demagogos, pues son capaces de instigar disidencia y sembrar desconfianza contra el gobierno o la iglesia. Sin embargo si logran encauzarlos convenientemente, resultan muy útiles para aunar a la gente contra el Caos y otras amenazas. Por tanto las autoridades tratan con cautela a los demagogos populares, llegando incluso a favorecerlos a veces.

Un día en su vida Editar

Los demagogos que no están en el trabajando directamente para los ricos o influyentes generalmente viven una existencia precaria, a menudo tomando bienes o servicios en trueque por sus esfuerzos en nombre de otro en lugar de dinero real. Los demagogos empleados por los nobles, los cultos y los adinerados generalmente llevan vidas relativamente ociosas, pero se espera que estén listos para hablar en cualquier momento cuando se les solicite. No son exactamente bienvenidos en la corte, aunque hacer apariciones ocasionales, para coquetear y charlar en fiestas y eventos menos prestigiosos, puede ayudar a reforzar el prestigio de su maestro con sus pares.

En muchos casos, el noble en cuestión puede desear mantener en secreto su patronazgo del demagogo. Esto sirve para mantener la ilusión de que el demagogo es imparcial, lo que le permite parecer sincero al apoyar los deseos de su "querido amigo" sobre el asunto.

Hechos poco conocidos Editar

Como oradores públicos superlativamente convincentes, los demagogos pueden inspirar ira o aflicción, crear una muchedumbre enojada o hacer que una multitud enfurecida llore de vergüenza. Los magistrados son muy conscientes de la opinión pública que prevalece y, a veces, se dejan influenciar en sus decisiones cuando un demagogo ha irritado al público en contra del probable fallo de los tribunales. Los gobernantes prudentes se asegurarán de que los demagogos particularmente efectivos estén a su servicio y estén muy satisfechos.

Cualquier persona ambiciosa puede contratar a un demagogo para que hable a las multitudes en su nombre. Sin embargo, no todos los demagogos son tan mercenarios, algunos son verdaderos creyentes en su causa, ya sea la difícil situación de los campesinos, los abusos de los ricos o el apoyo a la monarquía. Estos hombres y mujeres trabajarán incansablemente por su causa, y sufrirán adversidades y privaciones con la esperanza de hacer del mundo un lugar mejor.

Tales cruzados pueden ser peligrosos para el status quo, especialmente si sus intereses son contrarios a los de las personas en el poder. Los demagogos pueden esperar pasar al menos parte de sus vidas en prisión, y sería bueno tener pocas posesiones para facilitar la salida de la ciudad en cualquier momento y por delante de la guardia de la ciudad. Las rivalidades a menudo ocurren entre demagogos que apoyan facciones opuestas en una disputa, ya que cada uno trata de levantar una multitud furiosa contra el otro.

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.