FANDOM


Edificio Colegio de Jade altdorf por Tony Parker
La magia Jade se encuentra cerca del agua y de los seres vegetales. Tiene que ver con la protección, el cuerpo físico y los temas de la vida y de la muerte. Algunos hechizos de Jade son similares a los utilizados por los nigromantes, un hecho que es evidente para la mayoría de los hechiceros pero que el colegio se niega a admitir. Como la magia de Jade está ligada al agua que fluye y a las plantas, se ve afectada por el cambio de las estaciones: sus poderes son más fuertes en primavera y verano, pero decrecen durante el otoño y el invierno.

El Colegio Jade es el centro y núcleo ideológico de los magister que estudian el viento del Ghyran y el saber de la Vida. Está rodeado por un muro inmenso, carente de ventanas ni torres. El Colegio Jade es el centro de la Orden de Jade, pero pocos magos viven allí, pues aquellos que están aprendiendo el Saber de la Vida suelen hacerlo bajo las estrellas.

Por todo el Imperio hay bóvedas ocultas en los bosques donde los hechiceros Jade llevan a cabo sus rituales y guardan la mayor parte de sus tesoros secretos. Suelen tomar la forma de círculos de piedra y se suelen encontrar en los puntos de confluencia de tres arroyos, ya que ese tipo de lugares son poderosos en el Saber de Ghyran. En los momentos importantes del año, los hechiceros jade lanzan hechizos a estos lugares para asegurar la fertilidad de la tierra y el cambio de las estaciones.

LocalizaciónEditar

Fantasy flight game Piedra Mágica por Yoann Boissonnet

El Colegio Jade está en el centro de la ciudad de Altdorf. Rodeado de una muralla sin adornos que no llama la atención, el Colegio tiene la forma de un cercado bajo y discreto a los ojos de todo el mundo. Nada que pueda verse desde el exterior salvo la muralla que lo rodea. Sus estrechas puertas suelen estar cerradas, y unos guardias en el interior atenderán a cualquier visitante que pueda llamar para acceder al interior.

No obstante, el Colegio Jade es un lugar poco común, ya que sus altos muros ocultan salones y torres hechas de árboles vivientes, sus formas se contorsionan mágicamente como rayos y pilares, y crean enormes y altos edificios en el centro de Altdorf. Entre las sombras de este mundo oculto hay numerosos estanques y arroyos donde el agua fluye hacia un maravilloso lago plateado, donde los hechiceros jade aprenden su oficio.

EdificioEditar

Hechicero de batalla Imperio Jade por Karl Kopinski

El muro mide más de dieciocho metros y es más alto que cualquiera de las casas de mercaderes próximas. Está hecho de ladrillo, y la cara exterior está esmaltada en verde con un símbolo del colegio en cada bloque: una espiral, un trisquel o una hoja de roble. El muro es más o menos circular, pero en realidad conforma el primer aro de una espiral que gira en la dirección de las agujas del reloj, de unos doscientos metros de perímetro. Así, en un punto el muro retrocede unos seis metros. La única entrada al colegio está ahí una sencilla puerta de roble encajada en la base del muro.

La puerta está vigilada a todas horas por cuatro guerreros fuertemente armados, escogidos para representar las diferentes etapas de la vida. Uno es joven, otro está en la flor de la vida, el tercero es de mediana edad y el cuarto es anciano. A pesar de su apariencia, todos son guerreros sumamente hábiles y capaces, prodigios o experimentados del arte del combate cuerpo a cuerpo y la guerra. Todos han completado al menos una profesión militar, generalmente mercenario o soldado. Muchos han completado también la profesión de veteranos y ahora son campeones. Si dan la alarma, todos los hechiceros del interior acudirán en su ayuda.

Los hechiceros de la orden pueden entrar en el colegio sin tener que dar ninguna explicación, y pueden llevar consigo a uno o dos amigos. Si un hechicero trata de meter a un grupo más numeroso se le preguntarán sus motivos, pero casi cualquier razón bastará. Todos los demás han de demostrar que tienen negocios que tratar dentro del colegio. Como en la mayoría de los Colegios de la Magia, si se solicita ver a un hechicero concreto, los guardias enviarán a un mensajero para ver si el hechicero en cuestión desea recibir la visita, y de ser así se personará en la puerta. No se permite a la gente vagar a su antojo por el colegio.

InteriorEditar

Poblado Elfos Silvanos por Sven Bybee Athel Loren

El edificio que se encuentra detrás de las murallas es completamente diferente. Está construido con árboles vivos, retorcidos y transformados en paredes, puertas, escaleras e incluso ventanas. Todo el exterior está cubierto de hojas, incluso en las pequeñas torres. En otoño puede ofrecer una apariencia melancólica. Las paredes y los suelos están realizados con madera viva, transformada mágicamente para ser de utilidad. Son frecuentes los pequeños problemas derivados de la savia que gotea o los pequeños parásitos. La mayoría de los edificios del colegio están dispuestos como estudios y grandes habitaciones para enseñar a los estudiantes.

Los que consiguen permiso para entrar en el colegio descubren que la espiral continúa en su interior. A su izquierda, la cara interior del muro está alineada con contrafuertes y cubierta por enredaderas y demás plantas trepadoras. A su derecha, una hilera de árboles y arbustos forma un muro de aspecto casi natural. El camino es de hierba. Conforme los visitantes caminan por él, verán que el hedor de la ciudad es sustituido por el aroma limpio de la naturaleza, y los sonidos del viento entre los árboles y el distante fluir del agua reemplazan el bullicio humano. Los visitantes más perspicaces pueden caer en la cuenta de que en este extraño oasis apenas hay sonidos animales, y los más perspicaces repararán en que el muro exterior continúa a su izquierda, con lo que en realidad no están más alejados de la ciudad de lo que se encontraban tras pasar por la puerta. Aun así, suena y huele como si estuvieran mucho más lejos.

Piedra elfos silvanos

Tras un único círculo, los árboles y arbustos sustituyen al muro de la izquierda de los visitantes, y la cara derecha de la espiral se vuelve más variada: a veces árboles y arbustos, otras diseños con piedras o estanques y arroyos de agua limpia. El suelo se eleva con pequeñas colinas artificiales creando un paisaje constantemente cambiante que recuerda a las diferentes partes del Imperio.

El Colegio Jade parece ser considerablemente mayor por dentro que por fuera, y puede llevar más de una hora caminar hasta el centro siguiendo el camino. Sin embargo, una vez pasado el primer círculo interior, es posible tomar atajos que conducen a la arboleda del corazón del colegio.

Estos árboles, mayormente robles con algunos miembros de otras especies entre ellos, como fresnos, tejos, abedules, castaños y sicomoros, han sido moldeados por la magia y la paciencia de los magísteres hasta darles la forma de una sala de estar. Las paredes y el suelo están afamados por ramas y hojas, y en el centro de la arboleda hay un círculo de formidables robles que son las columnas y pilares de una gran cámara abovedada, en la que el colegio se reúne cuando debe celebrar consejo. En el centro de este círculo de robles hay un inmenso hito mágico pintado con un tenue color verde y tallado con complejos diseños en espiral. A su alrededor hay muchas habitaciones más pequeñas, que los miembros del colegio usan cuando deciden quedarse en él. El Colegio Jade tiene muy pocos residentes permanentes, y hasta ellos cambian de cuarto con frecuencia, por lo que la mayoría de las habitaciones son iguales, amuebladas con ramas cuidadosamente modeladas y tapizadas con musgo.

Hechicero Jade por Caleb Cleveland

Hay habitaciones en las que el agua de lluvia fluye constantemente por las ramas, acumulándose breves instantes en un cuenco formado por hojas de enredadera, para luego filtrarse y desaparecer. En otras hay árboles y enredaderas atraviesan la pared, ofreciendo frutas y nueces en todo momento del año. El colegio posee una biblioteca, donde los pergaminos de su saber se acunan en sus propios nichos en el tronco de un árbol descomunal, y a los que se llega subiendo por recias ramas. Pero la mayor parte del saber del colegio está grabado en runas y símbolos sobre inmensos troncos de robles y piedras erguidas dentro de los confines del colegio.

La mayor parte del interior del Colegio Jade está desprovisto de vida animal, y nunca hay muchos magister aquí en cualquier momento (sobre todo en verano e invierno), haciendo posible que tenga lugar una pelea sin aparentemente mucha interferencia. Sin embargo, sólo un visitante estúpido recurriría a la violencia dentro del Colegio jade, pues se dice que los árboles y enredaderas cobran vida para capturar e inmovilizar a tan agresivos intrusos. Si tratan de dañar a las plantas, estas se defenderán.

Vermintide Bosque Oscuro concepto

Los hechiceros jade en visita de negocios a Altdorf pasan la mayor parte de su tiempo dentro del edificio de su colegio y a menudo se reúnen con otras personas dentro de él, pues lo encuentran más agradable que las calles de la ciudad. Así, un visitante podría toparse con un hechicero mientras pasea por los jardines del colegio, más que en el propio Colegio, a menos que se necesite consultar un libro o encontrar a otro hechicero. Aun con clima lluvioso, hay caminos cubiertos por los árboles para quienes saben dónde mirar.

Es muy difícil allanar el Colegio Jade, aunque tampoco es que nadie que no sea el sectario más loco o el aventurero más estúpido lo fuera a intentar. Cualquiera que sea descubierto escalando sus muros de dieciocho metros tendrá graves problemas con la guardia. Además, las plantas del colegio tienen mayor conciencia que los matorrales normales, y detectarán a cualquier intruso. No obstante, tan sólo transmiten esta información a los hechiceros si recelan de ellos, lo que significa que si un visitante pasea sin levantar sospechas estará relativamente a salvo. Sin embargo, si los magister lo investigan, podrán obtener una descripción completa de las plantas tras las cuales se escondió el visitante. Si uno de estos intrusos es descubierto por un hechicero, podría acabar sus días convertido en un arbusto o en una piedra con forma rara.

EnseñanzasEditar

Adrian Smith Forgeworld Hechicero Batalla Imperio Orden Jade

Las enseñanzas en el Colegio Jade se ven afectadas por el cambio estacional de la magia Jade. El Colegio de Jade tiene dos cursos anuales de enseñanza. Uno comienza cuando Mannslieb está por primera vez en luna llena después de Mitterfruhl (el equinoccio de primavera) y continúa durante dos periodos lunares. A esto se llama el "curso de cincuenta días" y es la época más activa del colegio. Se enseñan muchos hechizos y los acólitos son sometidos a un aprendizaje de veinticuatro horas al día. Al final del curso hay una gran fiesta en los bosques situados a las afueras de Altdorf.

Durante esta celebración, a los acólitos que se han vuelto lo bastante expertos para ser considerados maestros, se les entregan unas hoces corno símbolo de su posición. Esto siempre se realiza de forma inesperada y ninguno de los acólitos sabe quién recibirá la hoz y quién no. No hay examen; los maestros examinadores se reúnen para discutir qué candidatos están preparados. Durante los festejos, mientras los candidatos bailan o beben, un maestro les entrega repentinamente una hoz. Al final de la fiesta, los estudiantes se marchan para practicar sus hechizos y viajar durante el verano.

Saber de Jade Hechicero

En la primera luna nueva después de Mittherbst (el equinoccio de otoño) regresan a Altdorf para el "curso de setenta días" que se prolonga hasta Mondstille (el solsticio de invierno). A diferencia del curso de cincuenta días, este curso raramente dura exactamente setenta días. En esta época, cuando el poder del Jade se está debilitando, la enseñanza se concentra en los aspectos más teóricos de la magia y el horario es menos exigente. Al final del curso los estudiantes se marchan para el resto del invierno antes de encontrarse de nuevo en primavera.

En verano e invierno sólo un puñado de hechiceros se queda en el colegio. En verano, la mayoría de los hechiceros de Jade están sirviendo en el ejército o están ocupados investigando en algún refugio en el campo. En invierno muchos regresan con sus familias o viajan al sur hasta Tilea o Estalia donde el invierno es más cálido, y unos cuantos se aventuran en el bosque para renovar sus votos hacia la Vieja Fe. En primavera y otoño, sin embargo, el colegio se haya lleno de gente y a todo el mundo que puede encontrar alojamiento en otro lugar se le anima a hacerlo.

HistoriaEditar

Megalito Vieja Fe Tony Ackland

Cuando Teclis fundó el Colegio Jade, muchos de sus reclutas provenían de los druidas. Para todos era obvio que el poder de la Vieja Fe y la magia de Jade estaban muy próximos el uno del otro. Los druidas celebraron una gran reunión en lo más profundo del bosque, en una arboleda sagrada conocida como Nemetstein. Los bibliotecarios del Colegio de Jade preservaron el testimonio del encuentro, en el que muchos decidieron combinar las enseñanzas de la Vieja Fe con las de Teclis. En los doscientos años transcurridos desde el establecimiento del Colegio Jade, los hechiceros de Jade se han alejado bastante de sus raíces con la Vieja Fe; sin embargo, muchos elementos de esa fe todavía pueden verse en la vida diaria del hechicero Jade.

FuentesEditar

  • Ejércitos Warhammer: Imperio (6ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.