FANDOM


Laboratorio Orden Dorada por Yoann Boissonnet

La magia Dorada se filtra en la tierra y se entrelaza con los metales, sobre todo con los metales preciosos y, por supuesto, con el oro. La magia en sí se relaciona con la creación y con los miedos y los anhelos humanos. Esto permite que los hechiceros Dorados lancen hechizos que manipulan la codicia y el miedo de la gente. La combinación de estos hechizos con una aparente fortuna inagotable ha permitido que el Colegio Dorado se vuelva extremadamente poderoso.

Económicamente hablando, el Colegio Dorado es el más próspera de todos los Colegios de la Magia. Dado que fabrica productos deseados y necesitados por las altas esferas comerciales, civiles y militares, la Orden Dorada gana una cantidad considerable de dinero que, sumada a los grandes estipendios concedidos por señores y mercaderes con la esperanza de ganarse el favor de los magíster alquimistas, hace que la Orden Dorada sea una de las organizaciones con mayor fortuna del Imperio.

EdificioEditar

Hechicero de batalla Imperio Dorado Jeff Himmelman-Freelance-Illustrator-15

A diferencia de los edificios de los demás Colegios de la Magia de Altdorf, y en contraposición a las considerables riquezas de las que pueden disponer sus miembros, los edificios de la Orden Dorada no se parecen a ningún otro. El exterior de los edificios del Colegio Dorado no es rico, ostentosos ni místico, sino que parecen más bien un conjunto de grandes laboratorios, forjas y fundiciones, con grandes hornos y elevadas chimeneas que vomitan humo y vapores de diversos colores (y a veces singularmente brillantes).

El edificio tiene cinco plantas en su parte más alta, y es un laberinto de torres y patios con un laberinto de pasajes, laboratorios, dormitorios, forjas y recibidores. Cerca de la parte trasera del edificio, con vistas al río Reik desde la cuarta planta, se encuentran las habitaciones privadas de algunos de los grandes magister de la orden, incluido el recién renovado laboratorio del mismísimo magister patriarcaBalthasar Gelt.

Para alivio de los ciudadanos de Altdorf, este colegio no está cerca del centro de la ciudad, sino más arriba, en la periferia, a las orillas del río Reik. Las caudalosas aguas del río han sido desviadas a través de canales subterráneos muy bien protegidos para satisfacer las necesidades de los laboratorios que alberga y ferias del interior del recinto: enfriar las fundiciones y hacen girar ruedas con un propósito desconocido. Cuando las aguas fluyen de regreso al río, a veces presentan increíbles colores fantásticos, probablemente restos de un elaborado experimento arcano realizado en las entrañas del colegio.

Hechicero Dorado por Caleb Cleveland
A diferencia de otros Colegios de la Magia, el edificio de la Orden Dorada no está oculto a la vista. Aun así, muy pocos se acercan a él debido a los horribles olores, al espeso humo y los densos gases que lo rodean constantemente, a los que los Hechiceros Dorados parecen insensibles e inmunes. A pesar de estas circunstancias, una pequeña multitud de mendigos suele merodear cerca de las puertas del colegio (dependiendo de lo que su valor les permita), pese a que los guardias del mismo los echan a menudo. Los mendigos no suelen pedir nada a nadie si le ven pinta de magíster, pero sí piden limosna o mendigan algún favor o ayuda mágica a todos los demás que entran y salen del edificio del colegio. Hay rumores en los bajos fondos de que este lugar, aunque lucrativo para mendigar, también es peligroso, y se sabe de gente que ha desaparecido misteriosamente bajo sus muros.

La orden suele recibir muchos visitantes ricos e importantes, y en la calle se dice que si puedes soportar alguna que otra nube de gas nocivo, y no te importa estar demasiado cerca de un lugar de brujerías, puedes sacar una buena tajada junto a la Orden Dorada.

InteriorEditar

En contraposición a su aspecto exterior utilitario, los recibidores formales del colegio son lujosos y tienen ricas alfombras, pesadas cortinas de terciopelo, sofás mullidos y cómodos y estatuas doradas de los anteriores patriarcas de la Orden Dorada. Sin embargo, detrás de esta fachada, los efectos secundarios del estudio de la alquimia dejan notarse: en otras alas del colegio hay docenas de laboratorios que se encuentran abarrotados de extraños artilugios, hay pasadizos chamuscados o incluso picados como consecuencia de sustancias corrosivas derramadas y salpicaduras de metales fundidos. Aquí es donde los magister alquimistas de la orden llevan a cabo todas sus investigaciones sobre los reinos de la magia alquímica.

Libros Warhammer Magia

En el centro del colegio hay una inmensa biblioteca con miles de libros que contienen todo lo que hay que saber sobre ciencias físicas y metafísicas, en especial alquimia, metalurgia y herbalismo, así como copias de los últimos diarios de investigación de alquimistas de todo el mundo. La mayoría de los libros de esta biblioteca están manuscritos (el mercado que tienen no cubre el coste de una impresión), y muchos volúmenes insólitos de esta biblioteca podrían venderse a un comprador especializado por cientos de coronas de oro.

Los laboratorios son salas alargadas y muy bien iluminada. Algunos tienen filas de columnas o claraboyas para que entre toda la luz posible y se ventilen los numerosos gases nocivos que se acumulan en su interior. Los magister alquimista: del colegio que trabajan en experimentos particularmente arriesgados lo hacen en sótanos revestidos de plomo para controlar accidentes. Siempre hay mesas de trabajo en los laboratorios, y como mínimo un homo. Si sólo hay un horno, es sin excepción de dos cámaras, apto para la extracción de minerales, la mezcla y la purificación de aleaciones. Todos los laboratorios están muy bien ventilados, pero aun así tienen un asfixiante hedor a productos químicos.

Alquimia

Los laboratorios suelen estar atestados de estanterías de equipo y anaqueles de campanas de cristal y demás recipientes. Por lo general estos recipientes están hechos de cristal o cerámica, y han sido Fabricados por un magister alquimista o encargados específicamente a un experto artesano. Este equipo incluye (pero no se limita a) tubos y jarras de cerámica, un fuelle, varios calderos de cobre o latón, una colección de retortas, mano y mortero, al menos un alambique, un recipiente para baño María, otro para cenizas, una lámpara extremadamente grande, platos, vasos de precipitado, jarras, frascos, filtros, coladores, cazos, varillas de agitación y varios pares de pinzas de diverso tamaño. También hay botellas de cristal llenas de centenares de productos químicos líquidos, en crema y en polvo. Estos suministros se consideran el equipo mínimo necesario para el trabajo de un alquimista.

Los aprendices de la Orden Dorada pasan la mayor parte de sus vidas de aprendiz estudiando en el edificio del colegio, y no con un mentor en el lugar de residencia de éste. No obstante, muchos magísteres dorados tienen sus propias casas en la ciudad y sólo acuden al colegio para enseñar, estudiar y experimentar. El Colegio Dorado emplea a muchos sirvientes y sufre un alto nivel de hurtos, razón por la que muchos hechiceros Dorados prefieren guardar sus pertenencias en la ciudad. Por el mismo motivo, y pese a su enorme tamaño, las habitaciones del colegio siempre están llenas hasta los topes, por lo que se espera que los estudiantes busquen alojamiento en otro sitio. En parte como resultado de su popularidad, las tasas del colegio se han incrementado recientemente.

HistoriaEditar

Hechicero Dorado Imperio por Wayne England
El Colegio Dorado es el único que ya no se ubica en el lugar escogido para él en la época de Teclis. Debido al aumento de su riqueza se trasladó hace cuarenta años desde su antigua ubicación portuaria cerca de los muelles a su esplendorosa posición actual en las orillas del río Reik.

La historia del colegio es la de un éxito imparable. Las hechiceros Dorados han desarrollado su magia y su influencia cada vez es mayor. Tienen un sentido exagerado de su propia dignidad y siempre actúan con gran pompa y ceremonia. Esto también ha aumentado con los años. A pesar de esto, muchos hechiceros Dorados no están satisfechos. Ninguna de sus principales metas (la Verdadera Transmutación y la Creación Imperecedera) está cerca.

Además, hace varios años, una hechicera Dorada de nombre Helga Menze fue asesinada. La investigación oficial acusó a un amante celoso, pero muchos en el Colegio Dorado saben la verdad: fue torturada hasta la muerte por un maestro colega convencido de que Helga había descubierto el método y se lo estaba guardando para sí. Nadie sabe quién cometió los hechos, pero muchos sospechan que hay una facción dentro de las filas de los maestros que ahora conoce el secreto. Puesto que nadie parece saber quién pertenece a esta facción y quién no, la desconfianza y la sospecha se extienden de manera indiscriminada.

AprendizajeEditar

Hechicero de batalla Imperio Dorado por Karl Kopinski
El Colegio Dorado comparte muchos objetivos con la alquimia, incluido el sueño de descubrir la Verdadera Transmutación. Muchos miembros del Colegio Dorado comienzan sus carreras mágicas en el estudio de la alquimia, y los alquimistas de cualquier nivel siempre son bienvenidos entre sus muros, aunque sólo a aquellos dispuestos a unirse al colegio se les permite acceder a los recursos mágicos más avanzados.

La mayoría de los hechizos Dorados tienen que ver con la creación y los hechiceros Dorados con pericia pueden crear muchas cosas a partir de la nada con un simple hechizo. Es una creencia extendida que los hechiceros Dorados pueden crear oro; mucha gente les ha visto hacerlo y los miembros del colegio no lo niegan. Desgraciadamente, aunque pueden llegar a crear pequeñas cantidades de oro, estas creaciones son sólo temporales. El tiempo depende de la habilidad del hechicero (puede ser desde un día hasta un par de semanas).

La práctica y el perfeccionamiento de estos hechizos son algo que mide la habilidad y el poder de un hechicero: sin embargo, el abuso en el poder de crear oro o algo parecido (por ejemplo, por un hechicero con deudas para defraudar a mercaderes o sirvientes) ha conducido a más de un linchamiento público. El colegio, consciente de su responsabilidad, ha decretado que cualquier hechicero Dorado que abuse de esta habilidad deberá ser castigado con toda la dureza de la ley. El hechizo con el que todo hechicero Dorado sueña es el que haga estas creaciones permanentes.

Todos los estudiantes deben dedicar su tiempo a trabajar en los laboratorios y se les anima a que experimenten. Además de los hechizos Dorados, se enseñan hechizos de alquimia a aquellos que todavía no los conozcan. Los acólitos del Colegio Dorado pasan la mayor parte de su tiempo estudiando en el propio colegio, aunque los maestros son flexibles con aquellos con obligaciones temporales anteriores. Además, todos los acólitos deben pasar un mes al año en el ejército. El Colegio Dorado acepta a todos los acólitos habilidosos, aunque es muy reticente a admitirles en el rango de maestro.

A los acólitos se les enseña que sólo los maestros conocen el secreto de la creación del oro. Es parte de la iniciación de un maestro explicar que la Verdadera Transmutación todavía no ha sido descubierta Este hecho es uno de los secretos mejor guardados del Colegio, y los maestros harán cualquier cosa para asegurarse de que sigue así.

ImágenesEditar

FuentesEditar

  • Libro de ejército: Imperio (6ª Edición)
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.