FANDOM


Charlatán

"Estoy dispuesto a arrebatarle cada momento de paz a mi objetivo, no sólo su dinero. Nada más que dudas y desesperación llenaran los bolsillos de mis víctimas."

Charlatán anónimo

Los Charlatanes son extraordinarios embaucadores, astutos embusteros que pueden convencer a la gente casi de cualquier cosa. Con su labia y su agudo ingenio, desvalijan a los más ingenuos y huyen con el dinero y con su vida.

Descripción Editar

No hace falta decirlo, el Charlatán confía en su ágil lengua y su encanto natural, pero la habilidad de valorar al público, de estimar su credulidad y saber qué es lo que quiere oír, es su recurso más valioso. Para un charlatán, mentir es como respirar. Los Charlatanes suelen recurrir al disfraz, no para ocultar su identidad, sino para presentar un aspecto aceptable al público. De esta forma, puede ponerse una túnica de físico para vender curas milagrosas, o asumir la apariencia de un Artesano, Alquimista o Hechicero para darle a una mercancía dudosa un aire de autenticidad.

Los charlatanes comunes se ganan la vida manipulando a su público y vendiendo grandes cantidades de objetos de bajo precio, venden curas milagrosas falsas y abalorios que supuestamente protegen contra la magia negra, pero los más habilidosos fingen pertenecer a otra profesión para cobrar por sus servicios y vender propiedades que no son suyas como vender puentes y otros monumentos. los charlatanes de leyenda agonizan elaborados timos para despojar a nobles y mercaderes de todo lo que tienen.

Ladrón de CorazonesEditar

"¿Cual es la diferencia? Señor, me ofendes, compararme con un ratero común o un ladrón. Es realmente insultante. Todo depende del enfoque. Los ladrones, rateros y carteristas sólo buscan el premio del bolsillo. Mi objetivo en primer lugar es el corazón. Quiero robar la confianza y el amor de alguien, no sólo sus bienes materiales. Le robaré la dignidad antes que los diamantes... pero no voy a olvidarme de los diamantes. ¿Quieres ver a alguien avergonzado y empobrecido?, Yo puedo hacerlo".

3ª Ed.Editar

Charlatán tercera edición de rol

Muchas personas en el Imperio no tienen educación formal. Se las arreglan con una mezcla de sentido común, tradición popular y habilidades prácticas derivadas de una experiencia difícil.

La gente del Imperio es, en general, corta de miras y chismosa, pero caracterizarlos como crédulos es injusto. Sin embargo, un individuo con un patrón de experto vendedor ambulante y unas maneras encantadoras a menudo puede pasar por un experto respetado o una autoridad confiable cuando en realidad solo es un estafador. Hay muchas maneras en que estos estafadores engañan a personas crédulas para que les den monedas. Algunos pretenden ser comerciantes que requieren un poco de dinero para invertir en una segura empresa de negocios que hará que todos los involucrados apesten a ricos.

Otros juegan el papel de videntes, adivinando el futuro al girar una carta o una visión vislumbrada en una bola de cristal. Algunos pretenden ser sacerdotes, vendiendo la salvación o muestras de curación divina. Uns de sus tramas más notoriss es cuando los charlatanes se hacen pasar por médicos que proporcionan curas milagrosas por un puñado de chelines. Los brebajes que se ofrecen son normalmente poco más que agua coloreada, tal vez enriquecidos con estimulantes para proporcionar un sentimiento inmediato, pero de corta duración, de vitalidad y vigor mejorados. Estos charlatanes normalmente viven un estilo de vida itinerante, como vendedores ambulantes o actores ambulantes con quienes tienen mucho en común. Los charlatanes hacen todo lo posible para nunca visitar el mismo pueblo o mercado dos veces.

La mayoría de la gente en el Imperio se enfurece contra aquellos que los han engañado. Son particularmente despreciados por quienes emulan, ya que desacreditan las profesiones legítimas a través de sus actividades fraudulentas.

PersonalidadesEditar

ImágenesEditar

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.