FANDOM


(Página creada con "'''Principe Regente de Cracia''' Charill fue el Príncipe Regente de Cracia durante el reinado de Bel-Shanaar el Explorador. Tenía un hijo y heredero Lorichar, y un primo K...")
 
Línea 7: Línea 7:
 
Durante la Batalla de Anlec los cracianos se ubicaron en el ala sur del ejército liderada por Bathinair, Príncipe de Yvresse, quién montaba un majestuoso grifo de las montañas y venía acompañado de 2.000 lanceros de Yvresse. El principe Charill venía acompañado por otros nobles en cuadrigas tiradas por leones, de aspecto severo, lorigas doradas y armados con hachas y lanzas, así como por cazadores de las montañas de Cracia de ojos azules, largos cabellos dorados recogidos en trenzas y pieles de león sobre los hombros. Llevaban el pecho cubierto por placas de armaduras con motivos leoninos y faldas confeccionadas con hilo de oro. Los guerreros león blandian distintos tipos de pesadas hachas con runas grabadas, de las que colgaban borlas trenzadas, estaban ansiosos y determinados y su porte irradiaba una ferocidad similar a las bestias que les habían prestado su nombre.
 
Durante la Batalla de Anlec los cracianos se ubicaron en el ala sur del ejército liderada por Bathinair, Príncipe de Yvresse, quién montaba un majestuoso grifo de las montañas y venía acompañado de 2.000 lanceros de Yvresse. El principe Charill venía acompañado por otros nobles en cuadrigas tiradas por leones, de aspecto severo, lorigas doradas y armados con hachas y lanzas, así como por cazadores de las montañas de Cracia de ojos azules, largos cabellos dorados recogidos en trenzas y pieles de león sobre los hombros. Llevaban el pecho cubierto por placas de armaduras con motivos leoninos y faldas confeccionadas con hilo de oro. Los guerreros león blandian distintos tipos de pesadas hachas con runas grabadas, de las que colgaban borlas trenzadas, estaban ansiosos y determinados y su porte irradiaba una ferocidad similar a las bestias que les habían prestado su nombre.
   
Durante la Batalla Charill siguió a con sus huestes a los lanceros naggarothi y la caballería de Ellyrion a traves del hueco seguridad abierto entre dos torres exteriores de Anl
+
Durante la Batalla Charill siguió a con sus huestes a los lanceros naggarothi y la caballería de Ellyrion a traves del hueco seguridad abierto entre dos torres exteriores de Anlec por Bathinair y los magos de Saphery que acompañaban al ejército que las destruyeron. Gracias a la brujería de Malekith; quién conocía las palabras de poder que regían el foso de fuego de Anlec y su poder se había acrecentado por la Corona de Hierro, los naggarothi pudieron volver el foso de llamas verdes que circuncidaba Anlec entre la muralla y las torres exteriores contra sus defensores. Las llamas verdes se fueron obscureciendo hasta adquirir un color azabache y el fuego fue creciendo hasta llegar a los treinta metros de altura. Siendo moldeado por Malekith para que se doblase y adquiriera la forma de olas que consumieron las defensas de los bastiones del puente calcinando las máquinas de guerra y a los defensores y permitiendo que el ejército cruzara el puente, encabezado por Malekith quién cabalgó sobre el en un vistoso medio galope antes que el resto del ejército para dar ejemplo a sus soldados.
  +
  +
Yeasir y sus lanceros naggarothi encabezaron la marcha a la puerta oriental de la muralla, seguidos por los jinetes de Ellyrion y los cracianos

Revisión de 19:38 7 ene 2020

Principe Regente de Cracia

Charill fue el Príncipe Regente de Cracia durante el reinado de Bel-Shanaar el Explorador. Tenía un hijo y heredero Lorichar, y un primo Koradrel. En la Primera Batalla de Anlec participa portando la legendaria hacha Achillar, cuya cabeza de doble hoja echaba chispas cuando la empuñaba. Encontrándose junto a su hijo Lorichar, que sostenía el estandarte de Tor Achare que mostraba la cabeza de un león bordada en hilo de plata sobre un fondo escarlata. Padre e hijo llevaban largas capas de piel de León ribeteadas de cuero negro de las que colgaban numerosas alhajas. El Príncipe junto a su hijo permanecían a la espera sobre una cuadriga tirada por cuatro leones majestuosos de las montañas de su reino. Cada uno de ellos era del tamaño de un caballo y tan blancos como la nieve, y rugían y gruñian revolviéndose con nerviosismo en la medida en que sé lo permitían los arneses.

El Príncipe Charill se alió con Malekith y Tiranoc y envió a sus tropas en la Segunda Expedición de Malekith a Nagarythe en la primavera del año siguiente al fracaso de la Primera Expedición a Nagarythe el otoño pasado. Su ejército probablemente se unió desde Cracia al grueso de las tropas de Malekith después de que este hubiera pasado el lado occidental del Caladh Enru "Paso del Dragon", conquistando Arir Tonraeir, en su extremo occidental, para después seguir hacia el norte cruzando los picos gemelos de Anul Nagrain. El punto exacto donde se unieron las fuerzas de Cracia se desconoce aunque pudo ser en el Río Haruth, a continuación de las montañas, o en las antaño fértiles llanuras de Khiraval tras pasar este. Tras quince días de marcha por tierras de Nagarythe desde Ellyrion las huestes llegaron hasta la poderosa Anlec, la gigantesca capital.

Durante la Batalla de Anlec los cracianos se ubicaron en el ala sur del ejército liderada por Bathinair, Príncipe de Yvresse, quién montaba un majestuoso grifo de las montañas y venía acompañado de 2.000 lanceros de Yvresse. El principe Charill venía acompañado por otros nobles en cuadrigas tiradas por leones, de aspecto severo, lorigas doradas y armados con hachas y lanzas, así como por cazadores de las montañas de Cracia de ojos azules, largos cabellos dorados recogidos en trenzas y pieles de león sobre los hombros. Llevaban el pecho cubierto por placas de armaduras con motivos leoninos y faldas confeccionadas con hilo de oro. Los guerreros león blandian distintos tipos de pesadas hachas con runas grabadas, de las que colgaban borlas trenzadas, estaban ansiosos y determinados y su porte irradiaba una ferocidad similar a las bestias que les habían prestado su nombre.

Durante la Batalla Charill siguió a con sus huestes a los lanceros naggarothi y la caballería de Ellyrion a traves del hueco seguridad abierto entre dos torres exteriores de Anlec por Bathinair y los magos de Saphery que acompañaban al ejército que las destruyeron. Gracias a la brujería de Malekith; quién conocía las palabras de poder que regían el foso de fuego de Anlec y su poder se había acrecentado por la Corona de Hierro, los naggarothi pudieron volver el foso de llamas verdes que circuncidaba Anlec entre la muralla y las torres exteriores contra sus defensores. Las llamas verdes se fueron obscureciendo hasta adquirir un color azabache y el fuego fue creciendo hasta llegar a los treinta metros de altura. Siendo moldeado por Malekith para que se doblase y adquiriera la forma de olas que consumieron las defensas de los bastiones del puente calcinando las máquinas de guerra y a los defensores y permitiendo que el ejército cruzara el puente, encabezado por Malekith quién cabalgó sobre el en un vistoso medio galope antes que el resto del ejército para dar ejemplo a sus soldados.

Yeasir y sus lanceros naggarothi encabezaron la marcha a la puerta oriental de la muralla, seguidos por los jinetes de Ellyrion y los cracianos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.