FANDOM


"Veo que estás reconsiderando tu aventura, Imperial. Pero no te preocupes, tengo un incentivo extra para ti. Esta bebida es muy rara, potente y valiosa, e invita la casa. Está hecha de los gusanos venenosos que habitan en las Cavernas del Gusano. Un sorbo de esto te otorgará una visión del paraíso. Tan solo necesito que me traigas algunos de esos gusanos. Si lo haces, serás capaz de comprar tu propio feudo en tu tierra con el oro que encontrarás allí, ¡Te lo aseguro!"

Atesh, el Bebedor de Llamas.

Bajo la dura piedra de la Llanura de Haytin se extiende una inmensa red de túneles sin fin, las Cavernas del Gusano, que según cuentan, fueron excavadas hace milenios por gigantescos gusanos. Todo tipo de alimañas viven ahora en su interior, en una oscuridad absoluta. Durante siglos han servido como refugio para maleantes y proscritos, pues sus laberínticos caminos son inescrutables. Aunque los habitantes mas repulsivos de estas cavernas son los miembros del Culto al Gran Gusano. Los exploradores y aventureros son comunes en sus alrededores, pues buscan el botín del Príncipe Arnyld, pero la mayoría de ellos huyen aterrorizados al poco tiempo de internarse en estas cavernas. Todo tipo de bestias, muchas de ellas mutadas por el poder ruinoso, moran en estas cavernas, hambrientas. Es por ello que pocos osan acercase, y los nómadas advierten a cualquier viajero lo suficientemente necio como para pretender adentrase en su oscuridad.

Este es un lugar terriblemente peligroso, hasta el punto que entrar y lograr sobrevivir es toda una hazaña. Es por ello que los aspirantes a Guardia de la Cimitarra Negra deben entrar en estas cavernas y salir con vida como rito de iniciación en la guardia. Este se adentrará solo en su interior, ataviado con un simple farolillo, y si logra volver a salir, se le otorga su cimitarra negra. Muchos logran sobrevivir físicamente, pero el daño mental es irreversible.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.