Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
(Edición de una galería)
(Edición de una galería)
 
Línea 414: Línea 414:
 
Hombres pajaro castillo wittgenstein por Martin McKenna.png|Pajaros mutantes de la Pajarera
 
Hombres pajaro castillo wittgenstein por Martin McKenna.png|Pajaros mutantes de la Pajarera
 
Warhammer Slaanesh Orgía.jpg|Antigua imagen del Templo de Slaanesh
 
Warhammer Slaanesh Orgía.jpg|Antigua imagen del Templo de Slaanesh
  +
Guardias_castillo_wittgenstein_death_on_the_reik.jpg|Guardias del castillo
 
</gallery>
 
</gallery>
 
==Fuente==
 
==Fuente==

Revisión actual del 07:40 27 jul 2021

Castillo wittgenstein death on the reik.jpg

Las oscuras torres del Castillo Wittgenstein están erigidas sobre los imponentes acantilados que se elevan sobre el río Reik en este punto. El castillo parece cernirse amenazadoramente sobre el río, proyectando su tenebrosa sombra sobre las aguas que quedan a sus pies. Aunque no hay barcos que exijan el pago de peaje, todos los barcos evitan pasar cerca, ya que el castillo tiene una pésima reputación de lugar maligno en el que se realizan prácticas siniestras. Más de una vez un barco ha encontrado en el río el cadáver de algún infortunado. Estos cuerpos llevan marcas producidas por una mano sádica; sus miembros están destrozados y les faltan diversos órganos. La edad de las víctimas no parece afectar a las crueldades que les son infligidas: los niños pequeños han sido mutilados con el mismo salvajismo que los adultos. No está claro quién es el responsable, pero en el río se aconseja "Aléjate de Wittgenstein".

Sumario

La Familia von Wittgenstein[]

Campamento proscrito wittgendorf.png

La Familia von Wittgenstein ha controlado esta baronía desde la Edad Oscura. Recibieron la tierra como concesión de la Emperatriz Magritta en 1979, en reconocimiento de ciertos "servicios a la seguridad nacional" no especificados. Habían tenido un distinguido historial de servicios en Nuln a las órdenes de la Emperatriz elegida, y ésta recompensó a la familia con tierras expropiadas a un partidario del vencido "Emperador" Oskar III de Talabheim.

Desgraciadamente Dagmar von Wittgenstein volvió al Castillo Wittgenstein con un meteorito de piedra de disformidad desde las Colinas Áridas en 2402. Conociendo sus efectos potencialmente devastadores, la ocultó en un contenedor especial forrado de plomo en una habitación secreta bajo la capilla del castillo. Dagmar no vivió lo suficiente para beneficiarse de su descubrimiento. Su primo Hermann (que quizá ya era algo inestable), al ver que Dagmar se resistía misteriosamente a satisfacer su curiosidad acerca del contenido de cierto cofre, le atacó y estranguló durante un almuerzo en el gran salón del castillo, ante la atónita mirada del resto de la familia, que olvidó el asado del Festag. Huelga decir que el incidente se ocultó rápidamente; Hermann fue confinado en una torre exterior del castillo y se le dejó que jugara con su gran colección de relojes de carillón. Pero la mera proximidad de la piedra de disformidad bastó para hacer estragos en la mente de Hermann, y no tardó demasiado en comenzar a practicar el canibalismo - emboscando, asesinando y devorando a los sirvientes que tenían que cuidarle. Sumida en el horror y la desesperación, su familia le capturó y le encarceló en las mazmorras del castillo. Desgraciadamente, habían olvidado la existencia del pasadizo secreto que comunica las celdas con la cámara secreta que hay bajo la capilla del castillo, y Hermann lo utilizó para conseguir acceder al causante de su tormento mental. Sin embargo, ni su cuerpo ni su mente pudieron soportar una exposición prolongada y unos meses después murió en su celda. La familia respiró aliviada; ya podían volver a la normalidad. O eso pensaban.

Cadaver rio wittgenstein.png

La piedra de disformidad sigue estando en la habitación de las mazmorras, y con el tiempo su poder ha empapado el castillo. Algunos miembros de la familia enloquecieron, mientras que otros comenzaron a desarrollar horribles mutaciones. Los peores mutantes eran encerrados o les mataban al nacer, y la familia se vio obligada a retirarse de la sociedad Imperial. El temor a que el mundo pensara que eran una familia de mutantes les recluyó. Se rompieron los matrimonios de conveniencia previstos y se obligó a los jóvenes nobles a desposarse con algún miembro de la propia familia. Algunos se casaron con sirvientes, pero como nadie podía salir del castillo, esto sirvió para incrementar de manera limitada la reserva genética. Tras años de endogamia, las mutaciones y la locura cada vez son más habituales.

La familia comenzó a disminuir en número y a perder poder. Muchos niños sufrían unas mutaciones tan graves que eran incapaces de sobrevivir a la infancia, y los que lo hacían desarrollaban tales deformidades durante la pubertad que se convertían en un peligro para los suyos.

En la actualidad, la familia está encabezada por Lady Ingrid que, aunque no parece loca, es bastante inestable. De la misma manera, su hija Margritte parece normal exteriormente, pero está lejos de la cordura. Sin embargo, otros miembros de la familia sufren horribles mutaciones, mientras que en algunos casos la combinación de mutaciones y locura ha creado mutantes trastornados y peligrosos que se divierten con los campesinos que tienen a su cargo.

La aparente normalidad de Ingrid y su hija las ha permitido salir del castillo, pero ninguna de ellas se ha alejado demasiado. Hace varios años, Margritte descubrió el diario de Dagmar, su tatarabuelo, y supo de la existencia de la piedra de disformidad. Sin perder ni un instante la sacó de su lugar de descanso y comenzó a experimentar con ella. Siguiendo las notas del diario de Dagmar ha aprendido nigromancia y se está aproximando rápidamente al momento en el que espera crear a la criatura no muerta definitiva. Pero los caminos del Caos son inescrutables y una monstruosa tormenta arrojó polvo del Caos por toda la baronía, convirtiéndola en uno de los peores lugares del Mundo Conocido aparte de los Desiertos del Caos.

Mientras tanto, los contactos imperiales de la familia les han permitido evitar los problemas con la administración imperial: se considera que la Baronía von Wittgenstein es una zona pobre a la que nadie va sin una buena razón.

El Castillo[]

El Castillo Wittgenstein está edificado sobre dos farallones contiguos de 70 metros de alto que dominan el río Reik. A la parte izquierda, en su conjunto, se la denomina "Muralla Interior" mientras que a la de la derecha se la llama "Muralla Exterior". La pequeña torre que hay entre las dos mitades es la llamada "Torre de Guardia".

La Muralla Exterior básicamente alberga a los Guardias del castillo y a varios mendigos mutantes. El muro sur de esta parte del castillo incorpora la casa de la guardia hasta donde llega el camino del pueblo. Para llegar a la Torre de Guardia, no sólo se debe atravesar la casa de la guardia principal, sino también una "casa de guardia exterior" en el muro norte de la Muralla Exterior

La Muralla Interior está protegida por una tercera casa de guardia interior en el muro sur. Esta parte del castillo aloja a la familia von Wittgenstein, y no cuenta con vigilancia, ya que Lady Margritte cuenta con sus propios métodos para encargarse de cualquier intruso que tenga la desgracia de llegar hasta allí. Casi todos los muros de esta parte del castillo sobresalen por encima del farallón.

Debajo de la Muralla Interior se encuentran las mazmorras del castillo, y estas están conectadas, por medio de una empinada escalera de caracol, con la puerta fluvial. La familia no sabe que también hay un túnel lleno de agua que lleva desde el interior de la puerta del río hasta las cavernas que hay bajo la Muralla Exterior. Estas cavernas también dan a una escalera secreta que lleva hasta una de las dependencias en ruinas de la Muralla Exterior.

Bajo el Castillo[]

1 - La Entrada Oscura[]

Entrada oscura castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

La cueva que lleva al castillo se encuentra en lo más profundo del bosque. Su angosta boca está oculta con matojos. El área que rodea la entrada parece tranquila, pero hay marcas similares a ventosas en el suelo. La cueva es húmeda y oscura, y desciende hacia el interior del suelo llevando a un retorcido laberinto de túneles habitados por Brutagh, un mutante enloquecido.

2 - Esqueleto[]

A la vuelta de la esquina se encuentran los restos de un esqueleto humano cuyos huesos están quebrados para succionarles el tuétano.

3 - Gusanos Látigo[]

En algunos agujeros de las paredes de esta intersección viven dos gusanos látigo. Sus látigos aserrados surgen de las paredes, desgarrando a cualquier víctima que alcancen. Una vez alimentados, los gusanos látigo no volverán a atacar hasta que hayan pasado al menos dos horas, tiempo que emplean en digerir su comida.

4 - Ratas Gigantes[]

La piedra de disformidad del castillo ha afectado a las ratas que habitan en las cavernas. Han crecido hasta alcanzar un tamaño de dos metros y sus cuerpos tienen un débil brillo verduzco.

5 - Setas[]

Estas cavernas están repletas de colonias de

hongos brillantes de todas las formas y tamaños. Las setas son inofensivas salvo si se ingieren.

6 - Murciélagos[]

Esta cueva es el hogar de media docena de murciélagos gigantes que se lanzarán sobre cualquiera que entre en su guarida.

7 - Arroyo Subterráneo[]

En este punto el pasadizo se interrumpe con las gélidas aguas de un arroyo subterráneo. El arroyo tiene dos metros de ancho y metro y medio de profundidad. El agua está fría pero no es peligrosa, y el arroyo puede vadearse o atravesarse nadando o saltando. El arroyo fluye de norte a sur y hay un hueco de unos 30 cm entre la superficie del agua y el techo del túnel en el extremo sur, que va a parar a la puerta fluvial del castillo.

8 - Puerta Fluvial[]

Esta se encuentra bajo la Muralla Interior del castillo. La puerta está sellada con un pesado rastrillo de hierro que llega hasta el fondo de la dársena. En todo momento hay tres guardias de servicio, pero habitualmente estarán jugando a las cartas, a no ser que hubiera alcohol en algun barco que hayan requisado.

9 - Sala de Guardia[]

Esta habitación, excavada en la cueva natural que alberga la puerta fluvial, contiene únicamente una mesa basta, cuatro sillas y unas cuantas literas.

10 y 11 - Las Largas y Tortuosas Escaleras[]

Cada una de estas escaleras de caracol asciende más de 65 metros. La de la puerta fluvial lleva hasta las mazmorras que hay bajo la Muralla Interior, y la de la red de túneles termina en una habitación aparentemente vacía. Sin embargo, la parte central de la habitación es una puerta secreta cuidadosamente equilibrada cuyo contorno es invisible. Al presionar ligeramente en el centro de alguno de sus lados, la trampilla gira sobre su eje, permitiendo el acceso al cobertizo en ruinas de la Muralla Exterior.

Muralla Exterior[]

Los muros del castillo se elevan a 15 metros sobre el suelo y están hechos de resistente piedra de cantera. La parte superior está almenada y cubierta por tejados de madera para mantener secos los pasillos.

Entrada castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

Desde el camino que serpentea por el escarpado acantilado hasta llegar a las puertas forjadas del castillo se pueden ver seis jaulas de hierro, suspendidas de los muros de la casa de la guardia principal. Desde una de ellas un brazo demacrado gesticula febrilmente y una voz sibilante, apenas audible con el chirriar de las oxidadas cadenas, pide auxilio.

Frente a las puertas del castillo hay una torre, conectada con la estructura principal del castillo por medio de un tramo de muro con un pasillo en el primer piso. Los guardias que están apostados en esta posición pueden disparar a la espalda de cualquiera que trate de aproximarse a las puertas, convirtiendo esa zona en el escenario ideal para una masacre. Su posición también imposibilita el uso de un ariete de asalto contra las puertas, y les pone a salvo del fuego de artillería.

2,3 y 4 - Casa de Guardia Principal, Interior y Exterior[]

Las tres casas de guardia tienen básicamente la misma disposición; cada una tiene dos pisos, y se componen de dos torres unidas por una edificación situada sobre la puerta. Las puertas de madera están cubiertas con placas de hierro, sujetas mediante enormes tacos negros de hierro. Suelen estar atrancadas con un sólido travesaño de madera. Tras las puertas hay un corto pasillo que lleva a otras puertas interiores. En tiempos de paz las puertas interiores están abiertas, pero se cerrarán al primer síntoma de ataque.

En el techo del pasillo hay agujeros por los que los defensores pueden arrojar agua hirviendo, plomo fundido, etc. sobre los atacantes. A mitad de camino entre los dos conjuntos de puertas hay un rastrillo de metal, que se cierra cuando se produce un ataque contra las puertas interiores, atrapando a los atacantes contra ellas.

Salas a y b: Estas habitaciones raramente se utilizan y están cubiertas de una capa de polvo. En caso de un ataque, en cada habitación estará destacado un ballestero que dispara a cualquiera que se aproxime a las puertas. En cada habitación hay una escala que da a una trampilla que hay en el techo.

Sala c: Esta habitación se usa poco en estos días, pero en varios estantes en sus paredes hay 4 ballestas y 230 dardos. La puerta que da al patio está cerrada con llave.

Sala d: Aquí siempre hay un guardia de servicio (únicamente en las casas de guardia principal y exterior), sentado tras el escritorio junto a la puerta. Su trabajo consiste en impedir que entren en la casa de guardia visitantes no autorizados. A menos que se haya dado la alarma, no suelen llevar puesto el casco, y estará a la vista el horror de su rostro podrido.

Sala e: Los guardias de servicio utilizan esta habitación como sala de descanso. Aunque se supone que los cuatro guardias que estén en la sala deben vigilar a cualquiera que se acerque al castillo, estarán jugando a los dados.

Sala f: El rastrillo se maneja desde esta habitación. Actualmente está levantado, y cuelga de sus poleas por encima de una ranura que hay en el suelo, sujeto en un marco sólido de madera. En medio del suelo hay agujeros defensivos, de 15 cm de diámetro, y en las paredes este y oeste hay 54 lanzas en estantes. Las lanzas son cortas, de punta dura, y están diseñadas para lanzarse a través de los agujeros. También hay dos grandes calderos de hierro, uno lleno de agua y el otro con un engrudo de plomo. Ambos están encima de fogatas apagadas, sobre estructuras de hierro con ruedas diseñadas para poder transportarse hasta los agujeros y después verter su contenido. La parte del suelo que rodea a los agujeros tiene forma de embudo, para que el plomo y el agua discurra por ellos como se pretende. En el extremo norte de la habitación hay dos jergones de madera que usan los guardias de servicio.

Sala g: Esta habitación está cerrada con llave, y la gruesa capa de polvo que cubre el suelo da fe de que no se ha usado desde hace tiempo. En un estante hay 6 ballestas y 164 dardos.

Patio[]

Patio mendigos castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

La Muralla Exterior está repleta de escombros y maleza; la única área limpia es una senda que baja de las puertas al final de las escaleras, y desde aquí a las cocheras. Muchos de los edificios del patio se han derrumbado por el abandono, pero los muros exteriores están bien mantenidos.

A los guardias y mendigos que habitan esta parte del castillo no les importa su estado. Por consiguiente, toda la zona está sucia, con musgo y moho creciendo sobre casi todas las superficies y el aire hiede a podrido.

5 - Las Ruinas[]

Estas estructuras (a, b y c en el mapa) fueron en tiempos los almacenes y cobertizos del castillo. Ahora son poco más que montones de mampostería en ruinas. La escalera de la red de túneles que hay bajo la Muralla Exterior lleva, a través de una trampilla bien escondida, hasta el edificio marcado con la "a".

En las ruinas viven 18 mendigos, que construyen refugios improvisados a partir de los escombros y que sobreviven de los desperdicios de los guardias. A diferencia de los mendigos del pueblo, estas criaturas no tratan de ocultar sus mutaciones, y en sus monstruosos cuerpos pueden verse múltiples miembros y extrañas protuberancias. Los mendigos eran aldeanos empobrecidos que llegaron al castillo tras la tormenta de disformidad, esperando recibir refugio y alimentos. Se les admitió en el castillo y pueden vagar por la Muralla Exterior, siendo tolerados aunque ignorados por el resto de los habitantes del castillo. Muchos fueron capturados para los experimentos de Lady Margritte, pero hace poco que ha dejado de usarlos, y ahora prefiere capturar sus especímenes entre aquellos aldeanos que siguen llevando una vida similar a la normal. Los mendigos restantes están tan desmoralizados y tan próximos a la muerte que pasan todo el día acostados en medio de la basura.

Los mendigos piensan que en la Muralla Interior todo es maravilloso y que aquellos que cruzan el puente dejarán atrás sus aflicciones y vivirán felices y contentos con Lady Margritte. La verdad es bastante más desagradable, y todos los mendigos que han recorrido ese trayecto se han encontrado con un final bastante más terrible. Por ejemplo, una criatura lastimosa, con tres ojos y sin nariz, vaga erráticamente apretando una patata verde a medio devorar contra su pecho. Margritte se la tiró hace unas semanas, y él se ha venido engañando desde entonces, considerándola un regalo y la guarda como si fuera una muestra del amor de la dama. Cree que algún día ella podrá declararle abiertamente su amor, y que vivirán juntos en el esplendor de la Muralla Interior.

6 - Cuadras[]

Aquí se encuentran los 5 caballos de monta del castillo. Son atendidos por Hans Shumacher, que vive en las habitaciones del piso superior. Hans reluce un fulgor verde malsano y sus brazos le llegan hasta las rodillas. Hans ataca a cualquier extraño que se acerque a sus caballos, con la horca que guarda junto a la puerta. Los aposentos de Hans están bien cuidados, aunque tienen poco mobiliario. Duerme sobre en el suelo en un viejo colchón de crin de caballo infestado de pulgas.

7 - Cuadras de los Caballos de Tiro[]

Aquí guardan a los cuatro caballos negros de tiro, que cuidan el cochero Otto, y el lacayo Adolf. Otto y Adolf viven en las habitaciones que hay sobre las cuadras. Estas habitaciones están bien amuebladas y contienen, entre otras cosas, uniformes de reserva. Otto tiene tres brazos (y también sus uniformes), mientras que los pies de Adolf apuntan hacia atrás, lo que hace que ande arrastrando los pies.

8 - Cocheras[]

Contiene el carruaje familiar de los von Wittgenstein. Es negro con un adorno plateado y en sus puertas tiene el escudo de armas de la familia. En las paredes están colgados los arneses de los caballos de tiro.

9 - Herrería[]

Salta a la vista que la herrería lleva sin usarse un tiempo y está cubierta de polvo y telarañas. Todas las herramientas del herrero siguen aquí, pero todo está polvoriento y descuidado. La forja está atrancada con cenizas, y la única señal de vida son un par de ratas, una de ellas con dos cabezas, que están rebuscando en un montón de escombros de un rincón.

El Torreón[]

El torreón alberga a la gran mayoría de los guardias, además del teniente Doppler y el sargentro Kratz. Este edificio se usa como última línea de defensa, y los guardias se retirarán a este edificio y atrancarán la puerta si son superados por algún atacante.

El torreón no cuenta con demasiado mobiliario y tiene por todas partes capas de polvo y mugre, ya que nadie se preocupa de limpiarlo. En los rincones de todas las habitaciones hay telarañas.

Primera Planta[]

10 - Habitación de la Guardia[]

A menos que se haya dado la alarma, esta habitación estará vacía; se usa únicamente como pasillo. En la pared este cuelga un tapiz desgastado y podrido con el blasón de armas de los von Wittgenstein. Si se ha dado la alarma, la puerta estará atrancada y habrá al menos un guardia armado con ballesta.

11 - Salón[]

Una gran mesa de roble domina el centro de esta habitación. Alrededor hay 8 sillas de respaldo alto. Sobre la chimenea hay colgada una espada, pero está herrumbrosa y desafilada, y la vaina está cubierta de polvo. En su interior hay 6 guardias relajados jugando a las cartas.

12 - Escaleras[]

Ambas escaleras (las que suben y las que bajan) despiden un desagradable olor. La que va hacia arriba huele a cadáveres putrefactos, como si hubiera varios animales muertos en lo alto. La que baja tiene un fuerte olor a humedad y moho.

13 - Sala Común[]

Esta habitación la utilizan los guardias para descansar. El tubo de desagüe de la letrina que hay en un rincón va a dar al espacio que hay entre la casa de la guardia principal y el torreón.

Planta Baja[]

La planta baja está muy húmeda, y el agua empapa sus mohosas paredes.

14 - Pozo[]

De este pozo situado en una esquina de la habitación se extrae el agua para el torreón. Junto al pozo hay cuatro cubos de cuero mohosos atados con cuerdas.

15 - Despensa[]

Contiene fardos de madera húmeda.

16 - Armería[]

Esta habitación contiene estantes llenos de armas, armaduras y escudos. En total hay 16 ballestas y 500 dardos. También hay 12 conjuntos de cotas de malla largas con mangas, 9 escudos, 34 espadas y 14 hachas.

17 - Cocinas[]

Cocineros torreon castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

En esta habitación llena de humo se prepara la comida de los guardias. Junto al fuego hay colgados varios utensilios de cocina. Aquí trabajan, se alimentan y duermen tres sirvientes. Están cubiertos de grasa y pálidos por la carencia de luz solar. Los sirvientes están afectados por la piedra de disformidad; todos tienen cuerpos deformados, con dedos largos y desgarbados. No están contentos con su suerte e intentarán huir si alguien les ayuda.

En un rincón de la habitación hay un mendigo con grilletes en manos y pies y una cadena prieta alrededor del cuello. Esta cadena está unida a un trozo de cable que sale a través de un agujero en el techo hasta una cuerda que hay en la habitación de Doppler. Es la forma que tiene Doppler de avisar a los cocineros, tirar de la cadena hasta que el mendigo gorgotee ahogado.

18 - Alacena[]

Esta habitación contiene los suministros del torreón. Está infestada de ratas verdes que salen en tropel en cuanto alguien que no tenga una antorcha abra la puerta, atacándolo. La habitación contiene toneles de comida y cerveza. Las ratas han echado a perder parte de sus contenidos, pero la mayoría de los toneles siguen intactos y cerrados. En las paredes hay numerosos agujeros empleados por las ratas para entrar a la habitación.

Segunda Planta[]

Esta planta contiene las alcobas de los guardias, del sargento Kratz y del teniente Doppler.

19 - Barracones[]

Guardias von wittgenstein por Martin McKenna.png

El fuerte hedor percibido en el pie de la escalera es insufrible en esta habitación. Contra las paredes hay 16 camas cubiertas con andrajosas sábanas marrones. A los pies de cada cama hay un pequeño cofre de madera, y encima de cada cama hay colgada una espada.

El hedor, similar a carne podrida, no sólo sale de los mutados guardias, sino también de las camas y sábanas, que están manchadas del pus que secretan los cuerpos de los guardias. Aunque el mal olor es muy desagradable, no es innaguantable a menos que alguien tire de las sábanas de las camas. Los pequeños cofres están abiertos y contienen artículos de equipo de los guardias y su dinero.

20 - Habitación del Sargento Kratz[]

La habitación del sargento está sucia y descuidada, y huele incluso peor que los barracones de la puerta contigua. En la pared este cuelga la cabeza disecada de un hombre bestia con aspecto de carnero. Oculto dentro de su boca hay una poción curativa.

Junto a la cama hay una pequeña mesa con una jarra de vino agrio, una copa de plata y un libro grande encuadernado en cuero, que trata sobre las armas de asta y sus diferencias.

21 - Sala de Juntas[]

El teniente Doppler usa esta habitación para reunirse con los sargentos Kratz, Anderer y Klinger. Contrastando con el resto del torreón, esta habitación es casi agradable. De las paredes cuelgan bellos y coloridos tapices y la alfombra está limpia y cuenta con vivos colores. La mesa que hay en el centro de la habitación está pulida y carece de marcas. Las sillas están cómodamente acolchadas y las librerías contienen una selección de libros accerca de la historia del Imperio y sus religiones. Resumiendo, parece la habitación de una persona educada y culta.

Sin embargo, las apariencias engañan. Cualquiera que mire a la alcoba que hay tras la cortina no se hará ninguna ilusión acerca de la personalidad de Doppler. Colgado de una jaula de hierro hay un hombre de mediana edad (el marido de Sigrid) al que han arrancado la lengua. Ha sido salvajemente torturado por Doppler, y sus brazos están rotos.

22 - Habitación del Teniente Doppler[]

La habitación está decorada suntuosamente y la cama está cubierta de pieles de oso. Encima de la cabecera de la cama hay una cuerda, que está unida al collar que tiene el mendigo en la cocina. Cuando se tira del cordel, el mendigo se ahoga y los sirvientes acuden a atender al teniente. Apoyado en la pared oeste hay un cofre cerrado con llave que contiene ropa elegante, una bolsa con un collar de plata y un anillo con un rubí.

Torre del Capitán[]

Esta torre alberga a los esqueletos animados del antiguo capitán de la guardia, Georg Hegel, y de 6 guerreros.

23 - Cámara de Guardia[]

Aquí hay tres esqueletos que atacarán a todo el que no vaya vestido como un guardia o como Lady Margritte

24 - Sala de Entrada[]

En los muros cuelgan tapices raídos, una gruesa capa de polvo cubre todas las superficies y en los rincones de la habitación y en las esquinas de todos los muebles hay grandes telarañas. En una mesa que hay apoyada en la pared pueden verse los restos mohosos de una comida. Esta fue la última comida del capitán Hegel antes de su fallecimiento, y nadie se ha molestado en limpiar la mesa. Hay un rastro de huellas que van desde la cámara de entrada hasta la escalera.

25 - Pozo[]

Hay dos cubos de cuero podridos junto al pozo, cuyas paredes están cubiertas de una gruesa capa de brillante mugre verde. En el agua del pozo hay más mugre flotando.

26 - Barracones[]

Los guardias de Hegel dormían en esta habitación antes de su muerte prematura y posterior reanimación. Sigue habiendo tres esqueletos, que atacarán a todo el que entre en la habitación, excepto a los guardias y Margritte.

27 - Cámara del Capitán[]

La puerta de esta habitación cruje mucho al abrirse, lo que alerta a los ocupantes de la presencia de intrusos. En su interior, el capitán Hegel se sienta en una silla de madera cubierto por un amasijo de telarañas. Su forma apenas se distingue: es una silueta gris en medio de las brillantes telarañas. Si alguien entra preguntará: "¿Quién se atreve a entrar en mi recámara sin avisar?" Si la respuesta no es la adecuada, atacará a los intrusos levantando una nube de polvo que le oculta completamente.

Sobre una mesa junto a la silla de Hegel hay una copa de plata cubierta de polvo y una jarra de plata con vino agrio. El resto del mobiliario es una cama mohosa y un cofre con ropas harapientas.

La Torre de Guardia[]

Esta torre central, que está situada en un pináculo aislado entre la Muralla Interior y la Exterior, guarda el puente que comunica las dos partes del castillo. Aquí se encuentran destacados en todo momento cinco guardias que no permitirán que nadie entre en la Muralla Interior, aunque no tratarán de detener a nadie que vaya en sentido contrario.

28 - Planta Baja[]

El puente que hay entre las dos murallas pasa a través de una gran arcada que hay en este nivel. Las dos habitaciones que hay a cada lado suelen estar vacías, aunque estarán ocupadas por un guarda con ballesta si se da la alarma. Aparte de unos cuantos sacos y toneles de comida, cerveza, aceite, etc, ambas habitaciones están vacías.

29 - Primera Planta[]

Esta habitación contiene los tornos para subir y bajar los puentes levadizos del norte y del sur. Las mitades de los puentes están sujetas con grandes cadenas. Sin embargo, los tornos llevan sin usarse mucho tiempo, y están viejos y herrumbrosos por lo que hará falta bastante fuerza para levantarlos. La habitación también cuenta coon agujeros para repeler asedios. Si se diera la alarma, tres de los cinco guardias destacados en la torre tomarán posiciones defensivas en esta habitación.

30 - Segunda Planta - Armería[]

Esta habitación contiene varios jergones para los guardias destacados en este puesto. A menos que se de la alarma, los guardias estarán aquí, durmiendo o pasando el rato. En las paredes norte y sur hay estantes con 10 ballestas, 50 lanzas pesadas, 300 dardos de ballesta, 10 escudos, 10 cotas de malla largas con mangas, 10 capuchas de malla, 10 yelmos y 10 espadas.

La Muralla Interior[]

La Muralla Interior alberga las estancias en las que vive la familia von Wittgenstein y sus sirvientes. En esta área no hay guardias; incluso la casa de guardia está vacia.

31 - Pajarera[]

Castillo wittgenstein aviario death on the reik.jpg

Las paredes de este edificio, que originalmente era un solarium, están hechas principalmente de cristal, pero con los años se ha vuelto verde y ahora es imposible mirar a través suyo.

El edificio ahora sirve para alojar a 24 híbridos de humanos y pájaros - las víctimas más afortunadas de los locos experimentos de Margritte. Son estas criaturas las que cantan de manera dulce y discordante entre la flora exótica. Desde lo alto del techo abovedado estas criaturas, que una vez fueron humanas, contemplan ávidamente. Las criaturas cuentan con patas y alas de aves, pero sus cabezas y cuerpos (aunque tienen picos y plumas) son inconfundiblemente humanos. No están acostumbrados a la violencia y sólo gorjearán pidiendo comida.

32 - Huerto[]

Este rincón del patio se tapió hace muchos años para delimitar un terreno en el que criar hierbas y verduras. En la actualidad los muros de 2,5 m de alto están recubiertos de extraños zarcillos verdes. Al final de cada zarcillo una especie de mano vegetal se agarra al muro con brotes similares a ventosas. Las plantas transmiten la impresión de ser una especie de entidad maligna que trata de salir fuera del jardín.

La vegetación del interior en tiempos servía para mantener bien provista la cocina de todo tipo de hortalizas y verduras. Ahora, en vez de proporcionar alimento a la gente, lo más probable es que se alimenten con la gente. Aquí hay varias clases de plantas mutantes y algunas son inteligentes, pero otras están guiadas por una extraña y malévola inteligencia. Las plantas inofensivas parecen tomates, alcachofas o calabacines hinchados y descoloridos. Enmarañadas con estas plantas hay parras de color verde enfermizo, que tratarán de atrapar a cualquiera y llevarlo al centro del jardín, donde un enorme y hambriento estómago espera a devorar a sus víctimas.

En la esquina nordeste del jardín hay una construcción de madera desmoronada llena de diversos útiles de jardinería, una carretilla y unas cuantas macetas de barro por el suelo.

33 - El Osario[]

La cosa del pozo muerte en el reik cuarta edición por CM - Morin.jpg

En el medio del patio se ha excavado un foso de 7 metros de profundidad, y de 10x15 metros. En los bordes del foso hay hileras de puntas dobladas hacia abajo, mientras que a un metro del fondo se ha puesto techo con una capa de vigas entrecruzadas en la que hay una puerta de jaula. Hasta hace 50 años, este pozo se usaba para albergar la casa de fieras de los von Wittgenstein - una colección de animales y monstruos capturados en el Gran Bosque. Sin embargo, últimamente se ha convertido en el receptáculo de los experimentos fallidos de Margritte.

Se puede llegar hasta la puerta de la jaula a través de una pasarela colgante y una rampa de madera portátil. Este suele dejarse en el borde del pozo, junto a una especie de bichero que sirve para abrir la puerta. Cualquiera que se asome al pozo desde el borde de la pasarela verá como de entre los barrotes de la jaula surgen oscuros jirones de niebla. El fondo del pozo está oscurecido por esta niebla, pero puede escucharse con claridad el sonido inquietante de gritos y gemidos. Detrás de la puerta, hay una escala que desciende hacia la niebla, cuyos escalones están manchados de rojo y se sienten fríos y suaves al tacto.

De las paredes y el suelo surgen miembros resecos que tratan de agarrar víctimas, y mezclados entre los miembros hay numerosas cabezas y cuerpos horriblemente deformados que se sacuden y borbotean incontrolablemente. Lady Margritte arrojó a estas criaturas aquí cuando dejó de usarlas en sus experimentos. Están tan empapados en piedra bruja que sus cuerpos se han fundido en un único ser horrible. Este ser ataca a todo el que entre en el foso; sus brazos se estiran ávidamente en busca de víctimas mientras sus bocas aúllan y gimen de modo horrible.

La Torre Oscura[]

A causa de sus terribles mutaciones Ludwig von Wittgenstein, el marido de Lady Ingrid, vive en un aislamiento voluntario en esta oscura y sombría torre. Los escalones que llevan hasta la entrada están rotos y desgastados, y la pintura de la puerta está descascarillada. Desde su metamorfosis, Ludwig ha desarrollado una aversión a la luz del día, con lo que han tapiado las ventanas.

34 - Cámara de Entrada[]

Cucarachas castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

La negra alfombra de esta habitación parece subir y bajar, y algo cruje bajo los pies, como si el suelo estuviera cubierto de cristales rotos. No son más que cientos de cucarachas que lo cubren todo incluída la puerta que da a la torre.

35 - Comedero[]

Las cucarachas cubren por completo esta habitación, y en algunos lugares hay 10 centímetros de cucarachas. En medio de la habitación hay un gran comedero de metal en el que se enjambran miles de insectos negros. Entre las cucarachas pueden verse millones de diminutos huevos blancos. Junto al comedero hay un cubo, repleto también de cucarachas, con restos de miel.

36 - Sala del Retrato[]

El mobiliario está cubierto con las ubicuas cucarachas, aunque las paredes y el techo están libres de insectos. En un estante hay libros de flores y plantas, y también tratados de arte y arquitectura. En las paredes pueden verse los retratos de miembros de la familia del pasado y el presente. Uno muestra a Lady Ingrid, otro a Margritte cuando tenía 10 años, un tercero es de Gotthard con 12 años y un cuarto es del mismísimo Ludwig.

36 - Rey de las Cucarachas[]

Ludwig pasa la mayor parte del tiempo aquí, leyendo, tocando su clavicordio y cantando, entre mareas de cucarachas. Si tuviera invitados los aceptará gustoso y les ofrecerá licor y tabaco para que estén cómodos y poder conversar. Si fuera atacado no se defenderá y gritará sorprendido: "¿Por qué haceis esto? ¿Qué mal os he hecho?"

El Templo de Slaanesh[]

Este edificio rectangular de dos plantas se encuentra en el lado occidental del patio. En tiempos fue la capilla del castillo, dedicada a la adoracion de Sigmar, y decorada con frisos esculpidos que muestran acontecimientos de la vida de Sigmar. Todas las figuras están mutiladas.

Las puertas de roble con remaches de hierro del templo están siempre entreabiertas y del interior sale una extraña música discordante acompañada de una neblina de humo acre del color de la lavanda. Mezclados con la música se escuchan sonidos alegres y risas, como si en el interior estuviera teniendo lugar algún tipo de celebración.

38 - Interior del Templo[]

Castillo wittgenstein templo slaanesh death on the reik.jpg

Una vidriera de colores situada en el extremo opuesto del templo proyecta una extraña luz naranja sobre el interior. Los motivos de la vidriera están ocultos tras una gruesa capa de una sustancia roja traslúcida. El extremo opuesto de la cámara se eleva un metro por encima del nivel del suelo, y en esta tarima hay un altar rectangular, con una estatua, aparentemente dos veces del tamaño de un humano, tras él. El suelo del resto de la cámara está cubierto de cuerpos que se retuercen. En la parte derecha de la cámara hay un tramo de escaleras que llevan hasta una galería.

Desde algún lugar invisible, un órgano discordante toca una canción frenética que pone los nervios de punta, pero que también tiene un tono seductor. Esta música produce en los que la escuchen que comiencen a bailar con desenfreno. El humo de lavanda surge de dos grandes incensarios que hay a cada lado del altar. Cae en cascada de la tarima e inunda el suelo del templo hasta alcanzar una altura de unos 60 cm. Los incensarios son de plata, y están sujetos por dos estatuas de un hombre y una mujer desnudos, de la mitad del tamaño de un humano. El humo es una droga eufórica, que alterará a quien lo inhale haciéndole unirse a la fiesta del templo o haciendo que se siente en el suelo a balbucear incoherentemente.

Los devotos del templo son una docena de hombres y mujeres, todos vestidos (si acaso parcialmente) con túnicas con los colores del arco iris, y exponiendo su pecho derecho. Sus rostros y las zonas visibles de sus cuerpos están cubiertos con mucho maquillaje, con una amplia variedad de colores chillones. No muestran señales visibles de mutaciones, pero el deterioro extremo de sus ropas y su comportamiento habla de su relación con el Caos. Algunas de sus túnicas van adornadas con el símbolo de Slaanesh. Estas personas son los sirvientes y los parientes cercanos de los Wittgenstein, que pasan aquí sus vidas en un constante estado de éxtasis.

Demonesa por Martin McKenna.png

El altar rectangular, como el propio templo, estuvo en tiempos dedicado a Sigmar, pero ha sido profanado y ofrecido a Slaanesh. El relieve de la parte delantera que mostraba a Sigmar esgrimiendo su martillo ha sido mutilado, y ahora le muestra sujetando algo muy diferente. Tras el altar profanado se encuentra una estatua de madera que representa a un humanoide delgado que es hombre en su mitad izquierda y mujer en la derecha. De la larga melena de la figura salen dos pares de cuernos y el conjunto tiene una belleza extraña, perversa y algo perturbadora. El altar oculta un tramo de escaleras que descienden unos 7 metros hasta la cámara que hay debajo en las mazmorras.

Si alguien pone un pie en el altar, un grito penetrante rasgará el aire y una figura de tamaño humano subirá como un rayo encima de la estatua, realizando un doble salto mortal antes de aterrizar acurrucándose delante del altar. La criatura es una diabla de Slaanesh, mide metro y medio, y tiene una piel blanquecina en la que sobresalen sus ojos verde oscuro en forma de plato. Su rostro y figura se asemejan a los de una mujer humana, salvo que sus brazos acaban en pinzas similares a las de los cangrejos que chasquea mientras se mueve.

39 - Galería[]

Órgano caótico muerte en el reik cuarta edición por CM - Morin.jpg

Un tramo de escaleras va desde la planta baja del templo a la galería, cuya fachada es una balaustrada de madera de un metro de alto. La galería está vacía, si exceptuamos un órgano de aspecto extraño - la fuente de la música discordante que se escucha en el templo. Nadie está tocando el instrumento, que está fabricado a partir de maderas de diferentes colores, pero sigue produciendo la extraña música aparentemente de manera autónoma. Los tubos del órgano están pintados con todo tipo de colores chillones, y muchos tienen en lo alto cabezas humanas animadas, que cantan las notas a medida que son tocadas. Las teclas del órgano son, alternativamente, rojas, amarillas y azules, y se mueven por sí solas, al igual que los pedales y los registros. Cada registro tiene esculpida una cabeza angelical; y como las cabezas que hay en los tubos, también están animadas y sonreirán y haran muecas.

La única manera de detener la música es destruir el órgano. Pero si resulta atacado, su son se convertirá en una cacofonía ensordecedora, y mientras tanto, de cuatro de los tubos del órgano surgirán tentáculos escamosos, que se arrastran hacia los atacantes, intentando aferrarlos.

Residencia de los Sirvientes[]

Sirvientes gran salon castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

Este edificio está unido al Gran Salón y alberga a los sirvientes responsables de su mantenimiento. Todos los sirvientes que trabajan en el Gran Salón son leales a la familia. Aunque nadie habla de ello, todos los sirvientes prácticamente son también von Wittgenstein. La endogamia lleva teniendo lugar desde hace tanto que todos están emparentados con los miembros mayores de la familia. Por eso los sirvientes se parecen bastante a sus primos, los Wittgenstein. Todos los sirvientes llevan la marca del Caos de una forma u otra. La mayoría de estas mutaciones son poco importantes - anormalmente delgado, pico, pies de pájaro, cuello largo, etc. Los sirvientes llevan a cabo varias tareas en el salón - limpiar, cocinar, atender a los Wittgenstein, cuidar de los gatos mutantes de Lady Ingrid, conseguir especímenes para el trastornado taxidermista Kurt von Wittgenstein, etc.

Planta Baja[]

40 - Recibidor[]

En las paredes de esta habitación hay cuadros descolorados del castillo. Los cuadros datan de cuando el castillo era un lugar próspero y los edificios en ruinas de la Muralla Exterior aparecen intactos.

41 - Sala de los Sirvientes[]

Aquí es donde pasan el rato los sirvientes cuando no están atendiendo las necesidades familiares. Hay dos sirvientes remendando ropa y abrillantando calzado.

42 - Cocina[]

Aquí, Grundar se encarga de preparar la comida para los residentes del Gran Salón. Grundar es una mutante horriblemente gorda con piernas ridículamente cortas, y recibe la ayuda de Boris, un mutante sin nariz y de piel transparente. Grundar anadea cómicamente por la cocina, balanceándose de un lado a otro mientras lo hace. Cada minuto más o menos, Grundar desprende un terrible hedor que surge de su cuerpo, por lo que la ausencia de capacidad olfativa de Boris hace que puedan trabajar juntos.

43 - Despensa[]

Esta habitación contiene las provisiones para el gran salón -  toneles y sacos de harina, cereales, verduras, carne en salazón, etc. En la pared oeste hay colgadas ovejas, faisanes, ganado y el cuerpo de uno de los aldeanos.

44 - Patio[]

Desde este lugar, que comunica los alojamientos de los sirvientes con el gran salón, hay una vista imponente del Reik. Bajo el muro exterior hay cuatro colmenas de abejas mutantes, de donde obtienen miel.

Primera Planta[]

45 - Dormitorio de los Sirvientes[]

Aquí hay 13 camas y sirvientes descansando.

46 - Habitación de Slurd[]

El mayordomo, Slurd, vive aquí cuando no se encuentra dormitando en el gran salón. La habitación tiene una buena capa de suciedad, en la que se mezclan telarañas, ropa interior sucia y restos de comida. No se recuerda que nadie la haya limpiado, y a Slurd le gusta así.

El Gran Salón[]

El gran salón es donde viven Lady Ingrid, su hija Margritte y su hijo Kurt. También se hospeda Ulfhednar el Destructor, un Guerrero del Caos del Gran Bosque que está visitando a la familia.

Las puertas de entrada al salón son de roble decoradas con volutas de hierro forjado. Cada puerta tiene una gran aldaba de latón en forma de cabeza de demonio.

Planta Baja[]

47 - El Salón[]

Salon castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

El salón contiene una gran mesa de comedor preparada para una suntuosa comida. De las paredes cuelgan polvorientos faroles que iluminan numerosos retratos de miembros del presente y el pasado de la familia. Dos pulidas escaleras de caoba llevan hasta un balcón donde pueden verse estandartes y armaduras. Entre las dos escaleras hay una tercera que desciende hasta las mazmorras.

El suelo está hecho de tablones de roble. En el pasado estaban bien pulidos, pero ahora están cubiertos con una gruesa capa de grasa y mugre. La comida que hay en la mesa es de hace semanas -  es de color verde y el moho cubre todos los alimentos, y el vino borbotea en las copas, asemejándose inquietantemente al contenido de un aseo caótico. Tras una escalera se esconde Slurd que hará todo lo posible para que los invitados se sientan cómodos.

Dispersas por la habitación hay ocho mesas pequeñas con un surtido de objetos sobre ellas - un telescopio, una lupa, un cronómetro para huevos, un espejo de mano, etc.

Los cuadros representan a miembros de la familia, algunos de hace 250 años. Están colocados en orden cronológico, con las pinturas más antiguas en el lado norte del salón y las últimas, que muestran a los miembros actuales, en el lado sur. Todos los retratos muestran esta habitación. Los primeros cuadros muestran a personas de aspecto regio, vestidos con finas túnicas y desprendiendo una imagen general de bienestar y salud. Los retratos posteriores (incluyendo los fechados cerca del 2402 -  cuando Dagmar regresó con la piedra de disformidad)  muestran una palidez manifiesta en la tez de los sujetos y los primeros síntomas de endogamia. Los retratos más recientes están rodeados por una atmósfera opresiva y los retratados miran con ceño al que contempla los cuadros. Estos últimos cuadros también son inquietantes por otras circunstancias: sus ojos parecen seguir a quien los mira, un retrato sonriente estará serio de repente y lo más inquietante de todo es que los objetos de los cuadros aparecerán en la habitación, despareciendo del cuadro y viceversa; nadie verá ocurrir estos hechos, pero si se aparta la mirada y se vuelve a mirar, se apreciarán estos cambios.

48 - El Balcón[]

En el balcón hay cuatro armaduras completas. Los visores de los yelmos están subidos y desde cada uno mira un rostro humano. Las caras parecen muy reales, ya que de hecho cada armadura contiene un cadáver que ha sido especialmente embalsamado y disecado por un taxidermista.

Adornando las paredes hay varios estandartes de batalla descoloridos, algunos de 1980 cuando esta parte de Reikland era la escena de muchas batallas entre las fuerzas de la Emperatriz Margritta y los diferentes pretendientes de Talabecland. La mayoría son extremadamente frágiles y están muy raídos, y si se les toca se convertirán en polvo.

49 - Habitación del Taxidermista[]

El hermano menor de Margritte, Kurt, acaba de mudarse aquí permanentemente, para tener más tiempo para su pasatiempo favorito: la taxidermia. Las paredes están adornadas con animales disecados: hay ejemplares de ciervos, nutrias, osos y diferentes pájaros y pequeños mamíferos, junto con hombres pájaro, hombres bestia, mutantes y humanos. En medio de la habitación hay un banco de trabajo junto con una mesa auxiliar que contiene herramientas de taxidermia.

Hay un cadáver de un hombre de mediana edad sujetando una pipa sentado en una silla contra el muro opuesto a la puerta; en la parte de atrás de la puerta está una joven sirvienta de la que Kurt se encaprichó; clavado a un palo cerca del techo hay un hombre pájaro de brillante plumaje. También hay dos mutantes y dos hombres bestia; uno con cabeza de jabalí y el otro de carnero, y ambos se encuentran sujetos en atriles contra el muro exterior. Uno de los mutantes está cubierto de pelaje verde, y el otro tiene cuatro brazos. El último mutante está tras la puerta y se parece mucho a los miembros de la familia von Wittgenstein, lo que no es sorprendente, ya que es Kurt, que se dedica a observar a las visitas.

50 - Auditorio[]

Aquí se guardan todo tipo de instrumentos musicales viejos, rotos y polvorientos. Ninguno de ellos funciona y nadie ha entrado en la habitación en décadas.

51 - Letrinas[]

Esta habitación sirve para aliviar las necesidades fisiológicas de la familia. El desagüe va a dar al río Reik.

Piso Superior[]

El piso superior contiene los alojamientos de la familia.

52 - Sala de los Susurros[]

Al subir las escaleras hasta este piso, se escuchan susurros con mucha claridad. Se escuchará nítidamente las palabras: "Aquí vienen. Casi están arriba". Estos susurros los crea la propia habitación y cualquiera que entre se verá asaltado por varias voces susurrantes que comentan maliciosamente todo lo que hacen.

53 - Habitación de Invitados[]

Esta habitación está ocupada por el Guerrero del Caos, Ulfhednar el Destructor. La habitación está decorada de manera sencilla con una cama y un baúl. La cama está sin hacer y el baul contiene varias coronas.

54 - Habitación de Invitados[]

Dentro se encuentra Crakatz, el hombre bestia ayudante de Ulfhednar. El hombre bestia duerme aquí.

55 - Habitación de Invitados[]

Esta habitación se encuentra actualmente desocupada. Contiene una cama y un baúl vacío. En el muro oeste hay colgada una espada normal.

55 - Sala de los Relojes[]

Sala relojes castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

Lady Margritte ha trasladado la colección de relojes de carillón de su antepasado a esta habitación. Al abrir la puerta se oye el tic tac y el zumbido de cientos de relojes. Todos los relojes son distintos, y van desde los modelos más pequeños hasta los que suelen verse en los arcoss de las ciudades del Imperio.

Los relojes tienen horas diferentes y se les escucha dar la hora de formas extrañas debido a la magia del castillo:

  • Los 27 relojes empiezan a repicar a la vez. El ruido es tan alto que la habitación comienza a temblar.
  • Un enorme cuco de un metro de altura sale de un reloj disparado.
  • Dos caballeros mecánicos cargan a la carrera el uno contra el otro por el medio de la habitación.
57 - Habitación de Lady Ingrid[]

Gatos mutantes castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

Aquí es donde pasa la mayor parte del tiempo Lady Ingrid, sentada entre sus gatos mutantes. Lady Ingrid se sienta en una silla de madera de respaldo alto en el extremo opuesto de la habitación. El mobiliario de la habitación está destrozado a causa de los continuos juegos de los gatos y sus zarpas. Las antiguas cortinas cuelgan hechas trizas de sus barras y en todas las superficies de madera hay grabadas marcas de uñas.

En las paredes hay trofeos de la juventud de Lady Ingrid, cuando solía cazar regularmente. Abundan las cabezas disecadas, y debajo de cada una hay una placa de latón con una fecha grabada. Los trofeos tienen títulos similares a: Campesino 2490, Portazguero 2492 y Hombre Bestia 2493. Entre ellos también hay presas más habituales, como ciervos, jabalíes, osos y goblins. El sitio de honor lo ocupa el Recaudador Imperial de Impuestos 2496, al que persiguió por media baronía.

Una mesa situada junto a una cama de columnas contiene un joyero y varios frascos de perfume. La mayoría de los perfumes tienen un aroma gatuno - algunos son bastante agradables, pero otros son absolutamente repulsivos. El joyero está hecho de marfil, traceado con madreperla, y contiene otros tres pares de pendientes engarzados con piedras preciosas, una tiara de diamantes, un prendedor con forma de gato y salpicado de zafiros y esmeraldas, la llave del armario de comida de los hombres pájaro y un casillero de oro en forma de corazón que contiene un rizo del cabello de Gotthard.

Los gatos mutantes se arremolinarán ante cualquier invitado tratando de captar su atención, pero su actitud amistosa se convertirá en irritación si no son alimentados de inmediato. Los gatos han mutado a causa de la presencia de la piedra de disformidad y tienen grandes zarpas y son bastante corpulentos. Su aspecto varía bastante: algunos tienen extrañas manchas o colores. Estan mimados por Lady Ingrid y obedecen todos sus caprichos. Los demás  ocupantes del castillo evitan a los gatos siempre que les es posible, ya que pueden ser bastante salvajes. Mismamente el mes pasado fue devorado un sirviente al que se le había ordenado limpiar la habitación de Kurt. Sólo encontraron los huesos de la infortunada criatura.

58 - Habitación Encantada[]

Esta solía ser la habitación de Kurt, pero desde que se marchó a ocupar el taller del taxidermista, ha sido encantada por un poltergeist.

59 - Dormitorio de Lady Margritte[]

Esta habitación, que está comunicada con la planta más baja de la torre de la hechicería está lujosamente amueblada, y los muebles y la cama tienen ribetes dorados. En un tocador hay tarros que contienen cremas de manos y faciales y otros artículos de maquillaje. Lady Margritte los emplea para ocultar su aspecto cadavérico que empeora por momentos.

La creciente morbidez de Lady Margritte se hace patente en el deseo de rodearse de cuerpos muertos. Sentados en la habitación hay dos cadáveres, y se puede ver los pies descalzos de un tercero asomando debajo de la cama. Los cadáveres sufren diferentes estados de descomposición y al que está bajo la cama le han arrancado los brazos. Todos los cadáveres tienen diferentes mutaciones.

Apoyado en la pared hay un baúl que contiene el joyero de Lady Margritte: en su interior hay una gargantilla de oro, un par de pendientes de rubí y una diadema de oro y esmeraldas.

La Torre de Hechicería[]

Esta torre, que se comunica únicamente con el gran salón de la primera planta, es donde Lady Margritte lleva a cabo sus depravados experimentos.

60 - Taller de Lentes[]

Esta habitación da a la habitación de Margritte en el gran salón, y sólo la emplea de vestidor. Sin embargo, Dagmar von Wittgenstein usaba esta habitación para esmerilar lentes para sus telescopios. Además de los armarios llenos de vestidos de Margritte, en la habitación todavía están las herramientas para pulir lentes y un viejo telescopio.

61 - Biblioteca[]

Las paredes de esta habitación están repletas de estanterías. Todos los libros tratan los diferentes aspectos de la nigromancia. También está aquí el diario de Dagmar von Wittgenstein, en una mesa junto a una carta que escribió Margritte a su hermano Gotthard de Middenheim.

62 - Laboratorio[]

Laboratorio castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

Esta habitación está repleta del tipo de cosas que esperas encontrar en el laboratorio de un científico loco. La habitación es un laberinto de tubos de cristal llenos de brillantes vapores multicolores, unidos por una serie de varillas de latón. Colgando de ganchos en las paredes hay cinco cadáveres humanos y esqueletos en diferentes estados de descomposición. Alineados en una pared hay varios tanques de cristal que contienen diversos órganos en conserva - piernas, hígados, riñones, un cerebro, etc.

Pero lo que más llama la atención en la habitación es una gran plataforma central, que en sus extremos tiene dos columnas de acero de 3 metros de alto. Las cuatro esquinas de la plataforma están unidas mediante sogas a una gran polea con aparejo, con la que se puede subir el conjunto hasta el nivel del techo. Para subir el techo se utiliza otro sistema de palancas y varillas. Ambas columnas de acero están conectadas a un conductor de rayos que está unido a una cometa grande, y a cuatro trozos de cable que se unen en una especie de casco metálico. De esta manera, cuando se eleva la plataforma y se abre el techo, la cometa puede volar para atraer un rayo a través de las columnas de acero y los cables hasta la cabeza del sujeto que lleve el casco.

Aquí es donde Margritte está a punto de conseguir la criatura no muerta definitiva, el Monstruo de Wittgenstein, y sólo necesita una tormenta para acabar su obra.

Las Mazmorras[]

La pequeña escalera central que sale del Gran Salón baja unos 6 metros hasta las mazmorras.

1 - Bodega[]

Esta habitación contiene filas de botelleros con vino y brandy. Algunas botellas son anteriores al regreso de Dagmar con el meteorito y valen una fortuna. Desgraciadamente su cercanía a la piedra de disformidad las ha convertido en vinagre.

2 - Habitación de Slagdarg[]

En esta habitación duerme Slagdarg, el torturador ogro, y el mal olor es sofocante. En la habitación no hay nada de valor, ya que Slagdarg no recibe ningún pago por su trabajo. Lo único que hay en la habitación son las roñosas pieles de animal sobre las que duerme.

3 - Cámara de Tortura[]

Esta habitación contiene un estante en medio y una gran mesa con unas cuantas botellas de vino malo encima. En el extremo opuesto de la puerta hay una doncella de hierro abierta, y en los rincones arden vivamente varios braseros. Colgado del techo, en una jaula de hierro, se encuentra el físico original de Wittgendorf, Fritz Carhingar.

4 - El Osario[]

Esta puerta da al foso donde habitan los restos de los experimentos de Margritte. La puerta ha sido cerrada con clavos desde este lado y Slagdarg ha pintado unas tibias y una calavera sobre ella. En tiempos, la puerta era otra entrada a la antigua casa de fieras.

Camara piedra disformidad castillo wittgenstein por Martin McKenna.png

5 - Celdas[]

Aquí el aire hiede a sudor mezclado con las secreciones y el tufo de los cuerpos sin asear. En la celda b hay encarcelados 5 aldeanos, mientras que en la celda d hay un Recaudador Imperial de Impuestos. Todos han sido golpeados con saña y tienen marcas de tortura. En la celda c, quitando una baldosa de piedra del suelo, hay un pasadizo secreto. Este es el pasadizo utilizado en el pasado por el primo de Dagmar, Hermann, y tiene arañada una antigua inscripción - "La salida hacia la ermita de Hermann". Este pasadizo conduce hasta la cámara de la piedra de disformidad. Este pasadizo ha sido usado por otros prisioneros para escapar, pero nadie se ha cuestionado nunca su desaparición, asumiendo que habrían sido devorados por Slagdarg. Slagdarg, como es un poco corto, siempre se olvidaba de los prisioneros huidos.

6 - Cámara de la Piedra de Disformidad[]

Dagmar empleaba esta cámara situada bajo la capilla como depósito seguro para el meteorito de piedra de disformidad. La cámara es oscura y sombría, y las paredes, suelo y techo están ennegrecidas sobrenaturalmente. En el centro de la habitación hay un cofre de plomo con la piedra de disformidad restante que queda. En una mesa que hay junto a la pared sur hay unos guantes gruesos y herramientas para moler fragmentos de la piedra, usadas por Lady Margritte para obtener el polvo de la piedra.

La Destrucción del Castillo Wittgenstein[]

Destrucción castillo wittgenstein death on the reik por JG O`Donoghue.jpg

Un grupo de Skavens, sintiéndose atraídos por la piedra de disformidad en bruto, solicitaron la presencia de miembros del Clan Skryre - los ingenieros brujos. Para lograr llegar a la cámara donde estaba el meteorito, excavaron un túnel en la roca. Después del robo, minaron los cimientos del castillo, llevándolo a su destrucción.

Imágenes[]

Fuente[]