FANDOM


W6 vc lahmi00

Imagen ilustrativa

La condesa Carlotta de Villarías es una joven y excéntrica noble estaliana, además de poseer una belleza intemporal que había sido plasmada a lo largo de los tiempos por artistas. Sin embargo, la criatura que se hace llamar Carlotta de Villarías es en realidad una vampiresa, perteneciente al ancestral clan de las Lahmia.

Carlotta lleva existiendo en el mundo desde mucho antes de la formación del Imperio, y su origen se remonta hasta las ardientes arenas que antiguamente albergaban la civilización de Nehekhara. Su área de influencia es Estalia, residiendo en Magritta, pero es lo suficientemente rica como para tener propiedades en otros territorios y naciones del Viejo Mundo.

Como las demás miembros de este linaje vampírico, Carlotta cuenta con una belleza ultraterrena y conocimientos arcanos, y emplea ambos para seducir a los hombres y formar una legión de fieles servidores y perros falderos, sumisos esclavos que morirían por ella, obedeciendo cada uno de sus caprichos en las esperanza de que les entregue el don que les permita unirse a la corte de la noche. Carlotta solo concede este privilegio a aquellos que encuentre interesantes, que suelen ser muy pocos.

Carlotta es una maestra en el arte de la seducción con la simple mirada, pero también es arrogante y vanidosa, y suele matar a aquellos que le muestren el más mínimo desaire. Le desagrada especialmente los hombres con la fuerza de voluntad suficiente como para resistir sus encantos; aunque son escasas las ocasiones en que la añosísima mujer vampiro encuentra a un mortal que lograra negarse a sus fascinaciones etéreas.

Aunque Carlotta cuenta con la fuerza y las habilidades combativa de los vampiros, detesta luchar ya que la ira de la batalla hace que adopte los peores rasgos físicos de su especie, estropeandole su belleza, por lo que prefiere que sean sus lacayos los que se ocupen del problema. Con todo, si no le queda más remedio, sigue siendo una adversaria muy peligrosa.

HistoriaEditar

Carlotta nació en el seno de la ancestral civilización de Nehekhara. Recibió el Beso de Sangre de la propia Reina Neferata, la primero de los Vampiros y la fundadora del clan Lahmia, aprendiendo todo acerca de los poderes vampíricos y capacidades arcanas. Estuvo junto a su señora cuando la ciudad de Lahmia fue asaltada y cayó por los vengativos ejércitos Nehekharianos comandados por el rey Alcadizzar.

Aunque varios vampiros lograron escapar, Carlotta y muchos otros fueron capturados por los soldados de Nehb-ka-menthu, el Rey Sacerdote de Khareops, la Ciudad de las Columnas. El Rey estaba fascinado por el poder de la nigromancia desarrollada por Nagash y las criaturas no-muertas bebedoras de sangre; y deseaba elevarse mucho más allá incluso de la vida eterna y el sobrenatural poder de los vampiros.

A lo largo de muchos años, los vampiros entregaron sus secretos mientras el demente rey sacerdote hurgaba en sus cuerpos con sal, plata y espino. Los desangró y bebió el icor de los vampiros para eternizar su propia vida, y uno a uno fueron muriendo hasta que solo quedó Carlotta. Finalmente pudo evitar ese destino cuando los poderes de Nagash acabaron con casi toda las cosas vivas de Nehekhara, incluido Nehb-ka-menthu, que fue momificado por los últimos supervivientes de la ciudad.

La vampiresa huyó de la ciudad muerta, y sobrevivió durante meses a base de beber la sangre de insectos y de Pieles Verdes, hasta que llegó a tierras de los hombres, reencontrándose con otros supervivientes vampíricos de su clan. Desde entonces recuperó su poder y extendió su influencia durante siglos, pero todavía conserva el temor de que el maldito Nehb-ka-menthu regrese de la muerte y acabe el trabajo que comenzó hace siglos....

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.