FANDOM


Cuando Florece la Maldición del Lobo por Caleb Cleveland Licántropo

Las historias sobre los Cambiaformas son comunes en el Viejo Mundo, aunque no muchas de esas historias los hacen aparecer como otra cosa que no sean bestias malvadas. Los Cambiaformas son hombres y mujeres con la habilidad de adoptar algunos de los atributos o incluso la forma completa de un animal. Algunos han sido malditos, mientras otros parecen tener la habilidad de nacimiento. Los estudiosos del Imperio suelen discutir sobre dónde está la línea divisoria entre un cambiante y un mutante. No parece haber una respuesta clara o sencilla, razón por la que el debate ha continuado durante siglos. Los nórdicos llaman a esta cambiaformas "cambiantes" y de hecho, "cambiaformas", es obvio que surge de su lenguaje.

El argumento se complica por el hecho de que muchos nórdicos están claramente corrompidos por el Caos, aunque ellos dirían "bendecidos", y muchos de los que una vez fueron considerados Cambiaformas bien podrían estar de camino a llegar a convenirse en Semillas del Caos. Lejos del norte, la historia cambia. Los cambiaformas pocas veces dan alguna señal de que sean algo distinto a un humano. De hecho, los que están malditos con el "cambio" podrían no conocer siquiera su naturaleza, cambiando de forma sólo cuando se ven obligados, bien por la luna, al ser heridos o por la orden de un hechicero, indicando que la corrupción del Caos podría no tocar a todos los cambiaformas de la misma forma.

Para complicar aún más la cosa, están los legendarios Hijos de Ulric, que también son Cambiaformas pero que parece que no tienen su origen en el Caos ni guarden relación con ello. Mientras que los Cambiaformas del norte están corruptos por el Caos, los Hijos de Ulric, si existen, se dice que extraen su poder de otra fuente.

FuenteEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.