FANDOM


Desmoronar Ciudades por Rafal Hrynkiewicz Slann

Imagen ilustrativa

Puerto Cadavo, más conocida como Cadavo, fue una colonia establecida en 1944 por El Cadavo, un aventurero y pirata, tras su tercer intento de entrar en las junglas de Lustria. Este emplazamiento fue destruido por un ejército dirigido por el Mago Sacerdote Slann Mazdamundi en tres ocasiones distintas, puesto que El Cadavo lo reconstruía una y otra vez.

El poder de Mazdamundi es tal, que con un solo pero deliberado gesto provocó el devastador terremoto que abrió la tierra en canal y se tragó definitivamente el asentamiento, cuyos habitantes atacaban constantemente su ciudad, garantizando que la ciudad no fuese a poder erigirse nunca más. Tras escapar en barco con muchos tesoros de los Hombres Lagarto, El Cadavo fue sorprendido en alta mar por una tempestad que se creó de la nada y que los hundió a él y a su barco en las profundidades marinas.

El Cacique Mazdamundi despierta Editar

A pesar del aumento de los invasores en Lustria, algunos de los más antiguos y poderosos de los Magos Sacerdote Slann no podían ser despertados. El gran Cacique Mazdamundi, el más antiguo y poderoso de los Slann con vida, estaba muy aturdido y sus Chamanes Eslizones habían perdido la esperanza de que alguna vez se despertara del todo. Una muestra espectacular de codicia y arrogancia fue lo que obligó finalmente al Cacique Mazdamundi a despertar a un estado de vigilia total.

En tres ocasiones, El Cadavo, un capitán mercenario,estableció un asentamiento en el Istmo de Pahuax, llamándolo Cadavo en su honor. Cuando las patrullas de Eslizones volvían con noticias, los Chamanes Eslizones subían a lo alto de la Gran Pirámide de Hexoatl. Allí, el Cacique Mazdamundi seguía reclinado, totalmente ensimismado, con la mirada perdida y la lengua colgándole fuera de la boca. Ninguno de sus despertares había ido bien, aunque cada uno termino con el Slann atontado accediendo a la solicitud de los Eslizones de expulsar a los invasores. Era como un Estegadón tratando de aplastar a una estegavispa con la cola. No pensaba que los seres humanos fueran tan necios para volver.

Cuando los Eslizones informaron llenos de júbilo que El Cadavo había regresado y establecido un nuevo asentamiento, los ojos del Cacique Mazdamundi se abrieron por primera vez en años. Sus contemplaciones habían sido perturbadas tres veces en una década, algo que para un Slann es un simple abrir y cerrar de ojos. Mazdamundi hizo sus preparativos y leyó las constelaciones, sabiendo que estaba destinado a ser despertado de nuevo a menos que él tomara cartas en el asunto. El Mago Sacerdote ordenó que su trono fuera colocado en la parte posterior del Estegadón de mayor tamaño y marchó a enfrentarse a los intrusos.

El Cacique Mazdamundi quería destruir el asentamiento de una vez por todas, a modo de advertencia para los que se atrevieran de invadir el reino de los Hombres Lagarto. Los Slann desataron un poder tan inmenso que las placas tectónicas se movieron bajo el campamento humano. Un terremoto asoló la región, reduciendo Cadavo a ruinas. Cuando el polvo se asentó, todos sus defensores habían sido aplastados y convertidos en una pulpa sanguinolenta. Satisfecho de que las criaturas de sangre caliente no le molestaran más, el Cacique Mazdamundi volvió a Hexoatl para reanudar su contemplación de los grandes misterios del universo. Pero su sangre estaba agitada, y su sueño no volvió a ser tan profundo.

Fuentes Editar

  • Ejércitos Warhammer: Hombres Lagarto (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Hombres Lagarto (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.