FANDOM


Caballo de Guerra Imperial

Los Héroes y los hombres de origen noble emplean habitualmente como monturas a feroces Caballos de Guerra cuando marchan al combate.

La cría selectiva permite al Imperio tener un suministro de corceles decente. Estos corceles de carácter fiero son lo bastante grandes y fuertes como para soportar el peso de los Caballeros con armadura pesada y transportar a su jinete al corazón de la batalla sin asustarse. No tienen problemas en enzarzarse en un combate, ya que están bien entrenados y adiestrados para morder y patear a sus enemigos con sus patas delanteras pisoteándolo o coceándo mientras su jinete pelea desde su lomo. Además, a diferencia de los demás caballos, pueden luchar de forma independiente de su jinete.

Los caballeros y jinetes de diversos territorios del Viejo Mundo entran en batalla invariablemente a lomos de impresionantes caballos de guerra. Un caballero cuya montura sea un caballo de guerra posee una ventaja muy importante, puesto que el caballo atacará al enemigo con un coraje y valentía sólo comparables a los propios. Además de sus fuertes patadas, los caballos de guerra no dudarán en aplastar a cualquier adversario de a pie que caiga bajo sus duros cascos.

En el Imperio, los caballos de guerra más codiciados por su fuerza y rapidez, son los que se crían y entrenan en Averland, sin embargo, aunque los caballos de guerra del Imperio son buenas monturas para la batalla, palidecen ante la magnificencia del Caballo de Guerra bretoniano.

A los Bretonianos les encanta vanagloriarse de que sus corceles son los más apreciados en todo el mundo conocido, pero las caballerizas del Imperio no le quedan a la zaga. Los Caballos de Guerra del Imperio son bestias de gran tamaño familiarizadas con el combate y capaces de cargar con toda su fuerza con un Caballero con armadura pesada a cuestas sin amedrentarse lo más mínimo. Y esto es posible porque estas monturas son criadas y entrenadas para actuar en semejantes escenarios, salpicados de sangre y magia.

VariantesEditar

Existen dos variantes del Caballo de Guerra: El Liguero y el Destrero.

  • Caballos de Guerras Ligeros: No todos los guerreros montados se pueden permitir el alto precio de un caballo de guerra pesado, en lugar de eso recurren a corceles menores. Los caballos de guerra ligeros, aunque más pequeños, también están entrenados para el combate como los destreros, listos para cargar con sus jinetes en el fragor del combate, y no huirán cuando el aire esté viciado con el olor de la sangre o ante el sonido de la batalla. Estos caballos son ideales para hostigar al enemigo y realizar ataques relámpago, por lo que son los preferidos por los Bárbaros del Caos, los Herreruelos y caballería de Kislev entre otros.
  • Destrero: Estos animales son caballos de guerra pesados, y son utilizados principalmente por las diferentes órdenes de caballería del Viejo Mundo. Son caros de entrenar, equipar y mantener, por lo que es raro verlos fuera de las organizaciones militares. Creados para el combate, un sólo golpe de uno de sus cascos forrados de acero puede aplastar la cabeza de un hombre corriente. Más aún, están entrenados para superar los miedos naturales de otros caballos y pueden soportar los sonidos del combate, el olor de la sangre y otros terrores que inspiran miedo en bestias de menor categoría. Son corceles de carácter fiero y suficientemente grandes y fuertes para llevar a un caballero equipado con una armadura metálica completa conocida como barda, adiestrados para morder y patear mientras el jinete ataca. Un caballero montado en un destrero posee una ventaja muy importante, puesto que su montura atacará al enemigo con gran coraje y valentía. Cualquier enemigo que caiga bajo sus patas será aplastado por sus duros cascos.

ImágenesEditar

  • Caballo de guerra del Imperio.

Fuentes Editar

  • Manual Warhammer (4ª Edición).
  • Manual Warhammer (5ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: El Imperio (7ª edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.