FANDOM


Cold One Knights by andreauderzo

Muchos nobles Druchii acuden a la batalla a lomos de unos reptiles ancestrales conocidos como Gélidos. Los Caballeros Gélidos se consideran de los mejores guerreros de Naggaroth. Son nobles de gran fortuna y ambición, y sus instintos de guerrero les sitúan muy por encima de los engreídos caballeros de razas inferiores. Los caballeros blanden las mejores armas que puedan adquirirse en las grandes ciudades: espadones encantados que no se embotan nunca, y largas lanzas tan afiladas que pueden perforar la piel de un dragón. Sus monturas también superan a las de otras regiones. Ningún caballo, por muy bien criado y entrenado que esté, podría igualar jamás el salvajismo de un Gélido de Naggaroth.

Los Gélidos son reptiles que habitan en las cavernas y túneles bajo Hag Graef. Su carne helada es casi inmune al dolor, y sus cuerpos exudan una secreción tóxica. Los Elfos Oscuros pueden resistir pequeñas cantidades de esa sustancia y usan dosis minúsculas para elaborar venenos. Sin embargo como mejor se aprovecha a un Gélido es empleándolo como montura de los caballeros de Naggaroth. Los gélidos son cazadores obsesivos, pero también son criaturas extremadamente simples y terca, e incluso cuando están heridas son tremendamente agresivas. Amaestrar y dominar a una de estas bestias requiere no solo habilidad, sino también mucha fuerza física y de voluntad, así que los Elfos Oscuros que lo logran son, si no respetados, temidos, por sus congéneres.

Descripción Editar

Caballeros Gélidos Elfos Oscuros 7ª Edición

Desde su descubrimiento, los gélidos, denominados en el idioma druchii como "Nauglir", se han convertido en las monturas más populares de los nobles de Naggaroth. La agresividad natural de estas temibles bestias resuena con el amor a la violencia que profesan los Elfos Oscuros. Tanto el jinete como la montura comparten una carencia total de piedad por su presa, lo que ha provocado matanzas sangrientas y feroces en el campo de batalla. Aunque su número es escaso, la ferocidad de los Caballeros Gélidos suele ser un arma tan decisiva que puede ganar batallas difíciles en un momento crucial con una sola carga devastadora.

Considerados por muchos los guerreros más temidos de los Elfos Oscuros, los Caballeros Gélidos componen unas tropas de choque de élite realmente devastadoras. La habilidad de los caballeros y la fiereza de sus monturas los sitúan muy por encima de la caballería de otras razas. Los Caballeros Gélidos a menudo se encuentren al frente del ataque, aniquilando enemigos de los regimientos más peligrosos.

Muy pocos Druchii pueden tomar el lugar de los Caballeros Gélidos, y suelen ser Elfos Oscuros osados los que adquieren un gélido para montar, ya que este tipo de lagartos ataca salvajemente a todo lo que se le acerca, pues identifican como presas a todas las criaturas de sangre caliente por su olor. Se trata de un animal muy peligroso, y son muchos los nobles que se pavoneaban los que han acabado destrozados por sus propias monturas, para mofa y divertimento de sus rivales. Para evitar esto, los Caballeros Gélidos deben impregnarse a sí mismos en repetidas ocasiones con el limo repugnante que segregan los propios Gélidos para que las bestias lo acepten.

Caballeros de Gélido Elfos Oscuros imagen 5ª
Se trata de un alto precio a pagar, ya que los vapores que desprende este bálsamo nocivo es extremadamente potente, nublando los sentidos: quema las fosas nasales, entumece la piel y destruye las papilas gustativas, por lo que durante un tiempo el jinete no puede oler ni saborear la comida, o sentir el tacto de un amante. De manera que al igual que el gélido es una montura de guerra temible, también una declaración de valentía y ambición por parte del caballero. Para muchos Elfos Oscuros, este precio a pagar es muy alto, pero merece la pena porque al hacerlo un guerrero prueba su dedicación al Rey Brujo y puede obtener recompensas tanto en lo político como en lo personal, además de que una carga de la caballería gélida puede destrozar incluso la más robusta línea enemiga.

Un Caballero Gélido adecuadamente equipado y armado lleva una lanza larga denominada kheitai, o "Devoradora de Almas", un casco reforzado, una armadura de cuerpo completo y en su brazo sostiene un escudo con el emblema de su casa. Su montura está protegida por capas y capas de piel escamosa; además, ataca con sus garras curvadas y sus colmillos largos y afilados como dagas.

Caballeros Gélidos por H. Ed Cox Elfos Oscuros
Los primeros gélidos fueron montados por Amarekh Khail y sus compañeros, que destruyeron la línea de Altos Elfos en Athel Oreirian. Estos jinetes se convirtieron en la personificación de la infamia entre los Altos Elfos y eran fácilmente reconocibles cuando galopaban por su estandarte hecho con los huesos y pieles de los enemigos que mataron en su primera batalla. El gélido más viejo, que sepan los Elfos Oscuros, se llamaba Kintearer y vivió mil setecientos treinta y dos años hasta que fue abatido. Durante este tiempo sirvió de montura a tres generales diferentes incluyendo a Anglan Arheirain, el infame asesino de Menthrith, Señor del Conocimiento de la Torre Blanca de Hoeth.

MiniaturasEditar

  • 7ª Edición
  • 6ª Edición
  • Warmaster

ImágenesEditar

  • Caballeros de la Oscuridad ArdienteIr a Caballeros de la Oscuridad Ardiente
  • Caballeros de la Garra de ÉbanoIr a Caballeros de la Garra de Ébano

FuenteEditar

  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.