Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo
Advertisement
Wiki La Biblioteca del Viejo Mundo

Cañón lanzallamas warhammer total war por Michal Gutowski.jpg

Pocas armas infunden más miedo en el corazón de un enemigo que el Cañón lanzallamas, uno de los inventos más letales del Gremio de Ingenieros. El cañón lanzallamas es un arma letal capaz de infligir grandes bajas a distancias cortas. Sólo los Enanos más valientes se ofrecen voluntarios para formar parte de la dotación de este extraordinario cañón, pues existen muchas posibilidades de que al inflamarse la mezcla el cañón explote.

Para su empleo, un mejunje volátil de aceite hirviendo y alquitrán fundido se mezcla en el deposito del Cañón Lanzallamas. En este depósito se inyecta aire hasta que su presión es tan grande que parece que este vaya a explotar. En el momento preciso, el artillero introduce una bolita de algodón impregnado de una sustancia aceitosa ardiendo en la tobera y deja escapar la presión interna. La mezcla se inflama y el fuego sale disparado del arma, proyectando un chorro que describe arcos en el aire transportando la llama hacia las filas enemigas. Con un poco de suerte, el aceite hirviendo cae directamente sobre el enemigo, esparciendo fuego y alquitrán hirviendo sobre el objetivo. Para disparar a mayor distancia, los Enanos simplemente aplican más presión, y las dotaciones más expertas saben exactamente cuándo abrir las válvulas para alcanzar la máxima distancia. Los que calculan mal este sutil equilibrio raramente tienen otra oportunidad.

La carne de los enemigos impactados por un Cañón lanzallamas se funde en un charco, dejando tan sólo huesos calcinados y un líquido maloliente cuya definición más precisa sería “pringue”. Incluso los supervivientes más aguerridos han huido de inmediato tras ver a sus compañeros reducidos a una masa viscosa.

Miniaturas[]

Imágenes[]

Fuentes[]

  • Ejércitos Warhammer: Enanos (6ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Enanos (7ª Edición).
  • Ejércitos Warhammer: Enanos (8ª Edición), pág. 48.
Advertisement