FANDOM


Brujos fuegoletal warhammer total war
Cuando Malekith supo de la Profecía de la Defunción, centró su ira inicial sobre los Brujos Fuegoletal de Hag Graef. Temeroso de que se rebelaran, el Rey Brujo maldijo sus almas, que desde entonces están a medio camino entre el plano mortal y el Reino del Caos. Por ello, mientras que los demás Elfos temen a Slaanesh solo como uno de sus posibles sinos, los Brujos Fuegoletal pueden sentir al Príncipe Oscuro aferrando sus almas con más fuerza cada día que pasa. A medida que cierra su presa sobre ellos, runas oscuras brillan en su carne con un fuego impío que se extiende lentamente por su piel. Si no se para el proceso antes de que todo el cuerpo de un Brujo este envuelto en llamas, Slaanesh sofocará y consumirá su alma. No se puede eludir este destino, pues ningún mortal puede escapar a la voracidad de Slaanesh por mucho tiempo. Pero el Brujo sí puede frenarlo temporalmente ofreciendo a otras almas en sacrificio; cuanto más puras o poderosas mejor.

Los Brujos Fuegoletal atacan las aldeas en plena noche en busca de víctimas que sacien la sed de Slaanesh. Cruzan las defensas como fantasmas envueltos en sombras, toman a las víctimas de sus camas y se desvanecen en la oscuridad. Si se reúne un ejército de Elfos Oscuros, los Brujos se arremolinan en torno a él con la esperanza de capturar guerreros poderosos que alimenten sus ritos. Facilitan su tarea maldiciendo sus cimitarras para dejar sin sentido al enemigo con un mero rasguño. Así, vivas pero sin voluntad, se llevan a las víctimas del campo de batalla para ejecutar los rituales que mantendrán a Slaanesh a raya unos pocos días más.

MiniaturasEditar

ImágenesEditar

FuenteEditar

  • Ejércitos Warhammer: Elfos Oscuros (8ª Edición).
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.