FANDOM


Bardin Goreksson Montaraz Enano Vermintide

Bardin Goreksson.

"No tiene nada de malo. La Perdición de Broggi Manopétrea es una buena canción para acompañar una cerveza o doce. ¡Sin duda alguna! Una buena historia de agravios saldados y enemigos tirados como leña en la ladera."

Bardin Goreksson

Puede que sea el más bajo del grupo de héroes de Übersreik, pero el Montaraz Enano Bardin Goreksson ciertamente lo compensa con ferocidad, determinación y ánimo. Gregario, orgulloso y sin temor a ofender, Bardin suele ser visto cargando a lo más duro de la batalla, blandiendo con fuerza su hacha o su martillo y dejando a su paso un rastro de cadáveres Skavens. Una vez obtenida la victoria, no obstante, será el primero en volver a la taberna, rugiendo y riendo a todo volumen como solo un Enano puede hacerlo.

HistoriaEditar

Vermitide Editar

Bardin es un Montaraz de las Montañas Grises, encargado de mantener a salvo las fortalezas de Karak-Ziflin y Karak-Norn de los ataques desde la superficie. Los Montaraces vagan por territorios muy amplios, atentos siempre a los signos de actividad enemiga. Fue en una de estas expediciones cuando Bardin se encontró con la entrada a una mina abandonada. La mina era claramente de origen Enano, pero a pesar de haber pasado incontables décadas recorriendo las Montañas Grises, no era una que Bardin reconociese. La entrada debía haber estado oculta hasta hacía poco, quizás revelada por un deslizamiento de tierras.

Sin pensárselo dos veces, Goreksson entró, deteniéndose solo para desenfundar su fiable hacha. La mina era básicamente como esperaba, y hacía mucho que se habían agotado sus vetas valiosas. Profundizando, el Montaraz se encontró con cuatro cadáveres Enanos vestidos con harapos podridos, que recordaban a ropas dispuestas para un largo viaje. Junto a los cuerpos había un montón de ratas muertas hacía mucho, y el inconfundible cadáver de un hombre rata. En sus garrudas manos esqueléticas había un pedazo maltratado de pergamino con las letras Enanas del Klinkarhun escritas en su superficie.

Bardin Goreksson Montaraz Enano Arte Conceptual
Dentro de la mochila de uno de los Enanos muertos había otro trozo desgarrado del mismo pergamino. Bardin juntó los pedazos y descubrió, con el corazón acelerado, que tenía ante sí un antiguo mapa. Lo que le excitó de esta forma era que el destino del mapa era Karak-Zorn, la infame fortaleza perdida de los Enanos que se encontraba oculta en algún lugar en el extremo meridional de las Montañas del Fin del Mundo, en las Tierras del Sur. El mapa tenía una utilidad limitada, no obstante, ya que la mitad de las claves e indicaciones secretas del mapa estaban escritas en una variante del Klinkarhun que no conocía.

Al regresar, Bardin intentó varias veces encontrar financiación y apoyo de los clanes para formar una partida de exploración, pero todo lo que encontró fueron risas y burlas en todas las fortalezas de las Montañas Grises, una humillación que solo reafirmó su resolución de perseguir su objetivo.

Ahora viaja hacia Übersreik, ya que le han llegado noticias de la gran comunidad de Enanos que allí vive. Se dice que una tienda de antigüedades al lado de la Marktplatz posee un gran tomo Enano. Según el rumoreador al que pagó buen oro Enano, las páginas del libro están cubiertas de desgastadas runas escritas en una versión largo tiempo desusada del Klinkarhun, y bien podría ser la clave para entender el mapa del bastión perdido. El Montaraz se dispone a comprar este libro tras haber negociado un precio justo. Huelga decir que lo que Bardin considere un precio justo puede ser muy distinto de lo que opine el anticuario, pero las habilidades de negociación del Enano (gritar muy alto hasta conseguir lo que quiere) son formidables.

Vermitide II Editar

Impulsado por su búsqueda de la fortaleza enana perdida de Karak Zorn, Bardin ha sido de alguna manera desviado por la incesante interferencia Skaven. Sin embargo, se mantiene fiel a su espíritu, luchando en batalla como un héroe cuyas acciones enorgullecen a sus antepasados.

ArmasEditar

Nada alegra tanto a Bardin como blandir un hacha o un martillo, abriéndose camino brutal y eficientemente a través de los Skavens. Sin temor en el combate, nunca duda en lanzarse a la refriega.

Para la lucha a distancia, puede optar entre su Rociaagravios para descargar daño de área a corto alcance, o la precisión y el alcance del Arcabuz Enano o la Ballesta Enana.

Cuerpo a cuerpoEditar

  • Gran Hacha Enana - Es perfecta para diezmar rápidamente a grandes grupos de enemigos a base de potentes barridos.
  • Gran Martillo Enano - Pocas cosas hacen disfrutar tanto a Bardin como blandir esta arma para vapulear, machacar y aplastar a los despreciables hombres rata.
  • Hacha de Batalla Enana - Esta hacha Enana de mano permite a Goreksson ser más rápido con los pies, aturdir a los enemigos incautos, mantener ocupados a grandes grupos de enemigos y atravesar armaduras como si fueran de manteca.
  • Martillo de Guerra Enano - Este instrumento de fuerza bruta es una gran elección cuando hace falta partir unos cuantos cráneos cubiertos por cascos.
  • Escudo - Se puede combinar con el hacha o el martillo de mano para absorber golpes, y también es útil para rediseñar las facciones faciales de los Skavens que se acercan demasiado.

DisparoEditar

  • Ballesta Enana - El pulso firme es la clave cuando Bardin saca su fiable ballesta, clavando virotes en los cuerpos de los Skavens a enormes distancias.
  • Arcabuz Enano - Con un ruidoso ladrido, el Arcabuz Enano alcanza con suavidad a los enemigos de Goreksson, que son despedazados por el alegre impacto del plomo al rojo vivo.
  • Rociaagravios - Cada vez que dispara el Rociaagravios, Bardin desata una salva de metralla, capaz de destrozar a varios enemigos a corta distancia.

Carreras Editar

Montaraz Veterano Editar

Bardin Goreksson Montaraz veterano

Los montaraces reniegan de la comodidad oscura del calor de su fortaleza, vagando por todas partes para mantener a los enemigos lejos de las murallas de sus casas. Rara vez reciben el reconocimiento adecuado de sus hermanos enanos y, con demasiada frecuencia, se los considera excéntricos, o incluso locos. No obstante, son vitales para la defensa en curso de una fortaleza, endurecidos como están por los duros entornos del mundo de la superficie, y versados en las artes del rastreo y la emboscada.

Las experiencias de Bardin en Übersreik han perfeccionado sus habilidades a las de un Montaraz Veterano. De mano firme y de visión aguda, se adapta rápidamente a los horrores vomitados desde las sombras y lucha implacablemente hasta que ya no respiran. La búsqueda de Karak Zorn aún pesa sobre Bardin, pero los peligros de Reikland lo obligan a atender asuntos más urgentes.

En la batalla, Bardin el Montaraz prefiere un acercamiento frontal, usando su arsenal de armas a distancia para castigar al enemigo desde lejos. Sin embargo, no es ajeno al combate cuerpo a cuerpo. Si surge la necesidad, el acero enano castigará a los enemigos lo suficientemente necios como para situarse al alcance de Bardin. Tal vez no con las mismas florituras que el Primo Okri, pero lo suficientemente cerca como para contar.

Rompehierros Editar

Bardin Goreksson Rompehierro

Los rompehierros son los protectores incondicionales de las fortalezas enanas, considerados por muchos como la élite de su clase. Vestidos con una magnífica armadura rúnica y blandiendo armas de hechura incomparable, se reúnen en los túneles más profundos y oscuros, manteniendo una batalla interminable contra Skavens y cosas peores.

Antes de abrazar los deberes de un Montaraz, Bardin se ganó su barba como Rompehierro en la gran fortaleza de Kazak Norn. Las habilidades forjadas en la oscuridad no perdieron su brillo en la luz. Después de la defensa de Übersreik, Bardin sintió que los juramentos del Rompehierros y la armadura de gromril lo llamaban una vez más, ya que solo un Rompehierro podía ser un baluarte contra los males reunidos contra el mundo de la superficie.

Como un Rompehierros, Bardin es el bastión indomable sobre el que se desintegra la horda de alimañas, un punto de reunión para los aliados dispersos y una sombría promesa de muerte para los enemigos a la carga. Sean hombres rata o Sangrepodrida, ningún enemigo podrá vencer fácilmente al Rompehierros, no mientras tenga aliento en su cuerpo y forjado gromril enano en su mano.

Matador Editar

Bardin Goreksson Matador

Los matadores pueden contarse entre los guerreros más mortales y trágicos. La encarnación de la destrucción calculadora e implacable, se sumergen en las batallas más desesperadas, sedientos de borrar el fracasado pasado o la tragedia personal en un arrebato de gloria. Sin embargo, no hay nada temerario o imprudente en la búsqueda del matador. Lo único que más le importa a un enano que una gran muerte es posponer esa desaparición el tiempo suficiente para ver a otro enemigo añadido a una cuenta sangrienta.

Desconocido para sus camaradas, Bardin lleva mucho tiempo cargando una carga en su corazón. En la carnicería de Übersreik, esa carga se convirtió en una nueva y terrible ambición. Así, Bardin dejó a un lado el atuendo del Montaraz a favor del pelo crestado del matador y se tatuó su vergüenza. Ahora, una muerte honorable es lo único que lo satisface, aunque su formidable habilidad de batalla es tal que la muerte puede estar muy lejos.

El Juramento del Matador prohíbe a Bardin usar armamento a distancia, pero su capacidad de matanza permanece intacta. Impulsado por el orgullo, la determinación y el ojo evaluador de un asesino temperamental, Bardin es un torbellino de carnicería, igualmente letal con hachas de mano o la furia cortante de un gran hacha de gromril. Él es la venganza enana personificada, y el portador de la muerte.

Imágenes Editar

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.