FANDOM


Azote divino por Pat Loboyko

"¡Oh hombres de poca fe! ¡Sed testigos de la gracia de nuestro dios! Su más santo mandamiento está escrito en sangre sobre mi cuerpo. ¡Cada gota que sangro es una prueba más de su favor!"

Azote Divino anónimo

Algunos de los que sirven a sus dioses como flagelantes a veces sobreviven tras arrojarse temerariamente sobre las fuerzas de Caos y las tinieblas. Quienes viven lo suficiente se convierten en Azotes Divinos, formidables guerreros santos, bendecidos con cierto grado de protección divina.

Los azotes divinos suelen ser sumamente carismáticos, y atraen a otros fanáticos que se congregan a su alrededor. En tiempos de guerra, son muy valorados por la jerarquías eclesiásticas, pero cuando llega la paz los sacerdotes prefieren apartarlos lo antes posible, no vaya a ser que encuentren demasiados "enemigos de su deidad" en los pueblos y ciudades.

La mayoría de los azotes divinos mueren valerosamente en combate, pero algunos prosiguen su camino y descubren nuevas formas de exponer y castigar a los corruptos. Casi siempre emplean el nombre de su deidad para describirse a sí mismos: azote de Sigmar, azote de Ulric, y así sucesivamente.

Azotes Divino según su diosEditar

Un Azote Divino exhibe su devoción de una manera diferente, dependiendo del dios que adora:

  • Manann: Un Azote de Manann se mortifica contra el mástil de un barco y se ofrece voluntario a ser pasado por la quilla mientras grita alabanzas al Señor de los Mares. La resonante voz del azote rivaliza con las más feroces tormentas e infunde miedo a sus enemigos.
  • Morr: La mirada fría y penetrante de un Azote de Morr parece mirar dentro del alma de un hombre. Para demostrar su beneplácito con Morr, estos fanáticos son enterrados vivos durante días a la vez, tras lo cual hablan de visiones de la Tierra de la Muerte.
  • Myrmidia: Los Azotes de Myrmidia cabalgan sobre palanquines llevados por sus celosos seguidores. Van con el torso desnudo a la batalla y se cortan sus propios cuerpos con cuchillos mientras recitan versos del Bellona Myrmidia.
  • Ranald: No se tiene constancia de la existencia de Azotes de Ranald, pues las maneras del Tramposo son secretas. Sin embargo, varias rebeliones campesinas han sido dirigidas por enloquecidos lunáticos que podrían haber sido devotos del Protector.
  • Shallya: Los azotes de Shallya deciden llevar sobre sí mismo la carga del mundo, al llevar grandes pesos en sus miembros y vagar entre los enfermos y los moribundos.
  • Sigmar: los Azotes Sigmaritas se castigan con mayales con púas. Sus fanáticos llevan braseros para que los Azotes puedan marcarse mientras recitan versos del Deus Sigmar. Los Azotes a menudo va sin camisa para exponer su cuerpo lleno de cicatrices.
  • Taal y Rhya: los azotes de Taal y Rhya hacen largos viajes en solitario por los peligrosos bosques durante un mes. No llevan armas en estas travesías y algunos incluso van completamente desnudos. Cuando finalmente emergen en un estado salvaje, nadie cuestiona su favor divino.
  • Ulric: Al igual que sus contrapartes Sigmaritas, los Azotes de Ulric se flagelan con mayales de espinos mientras echan espuma por la boca y gritan pasajes del Liber Lupus. Se exponen al frío extremo para demostrar la bendición de Ulric.
  • Verena: Los azotes de Verena asisten a juicios penales en los que son sometidos a pruebas de fuego o agua ante el acusado para demostrar la justicia de su dios. Si el propio acusado sobrevive a la prueba, se le insta a unirse al séquito del azote.

FuentesEditar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.