FANDOM


Escenario Ulthuan Warhammer Online por Chris J. Anderson
Las montañas Annulii es una cordillera de titánicos picos que desgarran las nubes. Ningún Elfo ha escalado hasta el pico de alguna de las Annulii y ha vivido para contarlo, pero las leyendas hablan de un reino ultramundano más allá de las nubes, y donde residen los antiguos dioses.

Las Annulii recorren toda la isla continente de Ulthuan, separa los Reinos Interiores de los Exteriores. Los valles y las mesetas más altas de esta región desaparecen entre una extraña y brillante niebla formada de magia pura, tan potente que es visible incluso para aquellos que no poseen la visión de los hechiceros.

Dentro de los límites de este reino el contenido de sueños y pesadillas puede perfectamente materializarse de la nada. El sol nunca resulta visible; se trata de un eterno crepúsculo. El tiempo transcurre de forma extraña y los viajeros pueden permanecer perdidos durante años, aunque piensen que tan sólo han estado caminando durante unas pocas horas. Incluso el uso de la magia resulta impredecible en estas montañas. Esta inestable región de Ulthuan tiene un carácter sobrenatural más propio de los Reinos del Caos que de las tierras de los mortales.

Las montañas están saturadas de magia, ya que la propia Ulthuan actúa como punto focal de la energía de los Vientos de la Magia que soplan sobre el mundo conocido procedentes de los Desiertos del Norte. Estas energías son arrastradas hacia Ulthuan como el agua por un remolino, formando un vórtice de magia. De esta forma Ulthuan vacía lentamente de magia el mundo conocido, y evita la formación de una marea de energía mágica que lo inundaría todo y que transformaría el mundo en un nuevo Reino del Caos. La creación de este vórtice mágico fue una de las primeras y más grandes acciones llevadas a cabo por los Magos Altos Elfos de Ulthuan.

Dragonwake concept Espinazo Dragón

Esta cordillera es casi imposible de cruzar excepto por determinados pasos y túneles e incluso entonces los viajeros deben enfrentarse a bestias peligrosas que se esconden en las grietas y catacumbas. Muchas criaturas salvajes y malvadas habitan en abundancia en las montañas, o son atraídas a ellas por los vientos de la magia. La mayoría han quedado confinadas por el mismo hechizo que absorbe la magia hacia Ulthuan, pero algunas criaturas consiguen de alguna forma escapar a su influjo y asolan las tierras bajas. Grifos, Quimeras y otros monstruos consiguen descender hasta los Reinos Interiores, donde son cazadas por deporte, o capturadas para servir de monturas a los Altos Elfos.

Existen tan pocos pasos que atraviesen la casi impenetrable barrera montañosa, que la mayor parte de las comunicaciones que existen entre los reinos interiores y exteriores debe efectuarse a través del mar, ya que los Elfos son maestros de las olas y el viaje suele ser mucho más rápido a bordo de una nave élfica. A consecuencia de ello, los Reinos Interiores son en su mayor parte tierras vírgenes, cubiertas por antiguos y enormes bosques, o por interminables llanuras verdes totalmente desiertas de cualquier signo de civilización. Los principales pasos de monstaña que comunican los Reinos Exteriores con los Interiores están guardados por inmensas puertas fortificadas. Estas puertas fueron construidas durante el reinado de Caledor el Conquistador. No son simplemente puertas, sino poderosas guarniciones y bases militares que jamás han podido ser conquistadas por el enemigo.

FuentesEditar

  • Libro de Ejército Altos Elfos 4ª Edición
  • Libro de Ejército Altos Elfos 5ª Edición
  • Libro de Ejército Altos Elfos 7ª Edición
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.