FANDOM


"Coge a ese hombre, rómpele tres huesos a tu elección y échalo fuera."

Adalbert "Casanova" Henschmann, Maestro de la Liga de Caballeros Emprenderores
Adalbert henschmann

Adalbert tiene cincuenta años, es de estatura intermedia y corpulento, pero parece más fuerte de lo que es. Tiene un aire casi amenazante y despide un olor no menos ofensivo. Su indumentaria es de buena calidad pero demuestra un tremendo mal gusto y se alisa el cabello con demasiada grasa bretoniana. Tiene una voz carrasposa y, aunque intenta parecer sofisticado, no logra deshacerse del tonillo de amenaza.

Alguien le preguntó una vez a Casanova qué es lo que esperaba de la vida. "Quiero más", fue su respuesta, mientras obligaba a otro a traspasarle su negocio. Sólo le interesa el dinero y el sexo, y cualquiera que se interponga en su camino será mejor que aprenda a nadar con cadenas en los tobillos. Tomó el control de la Liga hace quince años en una guerra encarnizada en la que derrotó al Maestro de entonces, el viejo Delftgruber. Ahora emplea toda su influencia (y a sus esbirros) para impedir que se produzca otro enfrentamiento así. Tiene mano dura, pero mientras todo el mundo acepte que él es el jefe nadie terminará mal; en caso contrario, el resultado suele ser bastante desagradable.

El mote de "Casanova" es irónico, y nadie se lo dice a la cara. Él está convencido de que es un don del cielo para las mujeres e intenta coquetear, muy seguro de sí mismo, con todas las que pasan por el Club. La mayoría de las mujeres preferirían ser seducidas por un snotling.

Adalbert trata con Lea-Jan Cobbius de igual a igual, y cada uno de ellos siente un sano respeto por el poder del otro. Entre los dos mantienen la paz en Suiddock de una manera que la Guardia jamás podría conseguir. Adalbert también hace negocios a menudo con Guan Lo Fat, Donat Tuersveld y los representantes de las Casas de los Diez. Además tiene contactos frecuentes con Trancas Quendalmanlïye e incluso con el Capitán Graveland, aunque sus reuniones son siempre privadas. Está vinculado con la comunidad nórdica, y emplea a sus miembros como peones o matones. Se rumorea que Cobbius y los nórdicos le deben favores, los suficientes para disponer de un apoyo nada despreciable, si alguna vez le hace falta.

Fuente Editar

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.