Águilas es la más meridional de las antiguas ciudades portuarias de la orilla oriental de la Estalia continental. La ciudad trepa por las pendientes de una bahía, con los barrios marítimos, las plazas de mercado, las más altas calles de la ciudad vieja, los distritos bien definidos donde vive la clase alta, y por último la cima, donde se asienta el palacio sobre un tapón volcánico. Un aire cálido envuelve la ciudad, mientras bosques de olivos decoran las colinas cercanas a Águilas. El actual gobernante de la ciudad es el marqués Juan Narciso, un amante de la música y la gastronomía, razón por la cual el sonido de flautas y guitarras puede oírse en toda la ciudad. Al sur, el exótico Golfo Naranja, repleto de bellas flores y plantas medicinales, separa Águilas de Porto Espejo.

El comercio marítimo es su principal industria durante siglos, y en su puerto de aguas profundas hay abundante tráfico de barcos del tesoro, mercaderes, corsarios y buques de guerra a lo largo de los años, muchos de ellos llegados desde la lejana Lustria. Además de esto, también es lugar de nacimiento de barcos ya que tiene una importante industria naval. En los astilleros y diques secos de Águilas se construyen y ponen a flote muchos de los barcos de la armada estaliana. El buque de guerra insignia de Águilas es el Fuega, dirigido por el Capitán Hernán. El símbolo que aparece en los estandartes de la ciudad es un buque con todas las velas desplegadas y dos delfines que saltan fuera del agua.

Fuente[editar | editar código]

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.